Eurocopa 2021

Yann Sommer, el guaperas suizo con guantes españoles

  • El portero que amargó a Mbappé en los cuartos lleva la palabra "verano" escrita en sus manoplas

  • Relevó a Ter Stegen en el Mönchengladbach en 2014, es modelo de cremas faciales, amigo de Federer y crítico gastronómico.

Sommer celebra el pase a cuartos tras parar el penalti a Mbappé.

Sommer celebra el pase a cuartos tras parar el penalti a Mbappé. / Reuters

3
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

A la delantera española le espera este viernes un portero peculiar. Con 65 partidos internacionales desde su debut en la absoluta en 2012, Yann Sommer (Morges, 32 años) es ya un clásico del combinado suizo. Habitual en la lista de futbolistas más atractivos de cualquier competición que se tercie, modelo de cremas faciales y crítico gastronómico, también destaca por sus cualidades bajo palos. Pueden preguntarle a Francia. El meta protagonizó cinco paradas ante los bleus y amargó la vida a Kylian Mbappé. El astro estaba destinado a ser el MVP del torneo y acabó eliminado con el fallo del penalti decisivo. Topó con Sommer.

Aunque Suiza nunca había llegado a cuartos de la Eurocopa y no se encontraba entre las ocho mejores de una competición internacional desde el Mundial de 1954, ya había mostrado sus armas en torneos recientes. Con Sommer de guardián, por ejemplo, ya alcanzó los octavos del Mundial de 2018. El arquero dejó en Rusia una gran actuación en el pulso ante Brasil de la fase de grupos (1-1). Solo Coutinho fue capaz de batirlo. 

La amistad con Federer

Las primeras exhibiciones de Sommer llegaron en el Basilea, en el que ganó cuatro Ligas y dos copas. Allí se coció su amistad con Roger Federer, que sueña con un nuevo éxito en Wimbledon mientras su selección realiza la mejor Eurocopa de su historia. "Estamos muy orgullosos de él en Suiza, de lo que hizo y de cómo representa al país. Tiene una calidad increíble y es muy sensato. Es uno de nosotros", cuenta el guardameta. 

Sommer, con la palabra "verano" en sus guantes.

/ El Periódico

En el verano de 2014 puso rumbo a Mönchengladbach para sustituir a Ter Stegen, que fichó por el Barça a cambio de 12 millones. Tan bueno ha sido su rendimiento en Alemania que Sommer continúa en el Borussia. La Roja ya conoce su eficacia, sobre todo en su principal especialidad: los penaltis.

Paró dos penaltis a Ramos

El meta detuvo dos lanzamientos a Sergio Ramos en el choque de la Liga de las Naciones del pasado noviembre. En el primero adivinó la intención hacia su lado derecho. En el segundo, el sevillano probó al estilo Panenka. Fue un fracaso. Le salió raso y lo atrapó sin apuros un Sommer que ha parado 19 de los 82 penaltis que le han lanzado, lo que arroja un acierto del 23,17%. La media de los porteros suele estar en un 17%. Con la selección su porcentaje es tremendo: ha detenido 4 de las 8 penas máximas que le han lanzado.

La anécdota que quizá llama más la atención se encuentra en su principal herramienta de trabajo. Sommer estudió castellano cuando era un niño (también sabe alemán e italiano). Su apellido significa "verano" en alemán y así aparece la palabra literalmente en sus manoplas desde sus tiempos en el Basilea.

"Casi lloro después de eliminar a Francia. Fue una locura. Quien elimina al campeón del mundo puede soñar con mucho más"

Sommer / Portero de Suiza

El meta también usas sus manos para cocinar. "Me encanta comer sano y puede ser muy divertido", sostiene el arquero, que disfruta evaluando los restaurantes que visita por todo el mundo. Durante esta Eurocopa tuvo que abandonar dos días la concentración para conocer a su segunda hija, pero llegó justo para el duelo ante Turquía.

Clases de guitarra

Noticias relacionadas

En el vestuario suizo, una auténtica macedonia de orígenes y procedencias, Sommer es uno de los más queridos y atrevidos. A veces se anima, incluso, con la guitarra. Estudió en la Escuela de Música de Düsseldorf y es un fan total de Keith Richards, de los Rolling Stones.

"Es increíble lo que estamos haciendo. Casi lloro después de eliminar a Francia. Estábamos casi hundidos y resurgimos con una actitud magnífica. Fue una locura. Si echas al campeón del mundo puedes soñar con todo", valoró tras tumbar a los "arrogantes" bleus. A España no le vendría mal que este viernes tuviera una mala actuación en el escenario de San Petersburgo.