El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Los lazos amarillos no son ofensivos

FERRAN NADEU

Multitud de lazos amarillos colgados en las verjas del parque de la Ciutadella para reclamar la libertad de los políticos presos.

Andrés Hinarejos MontanoBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 23 de abril del 2018 - 11:45 h

Lazos amarillos ofensivos, según el ministro Catalá -"Tiene usted suerte porque puede venir aquí con ese ofensivo lazo"- ¿Dónde está la ofensa por ponerse un lazo? La ofensa para todos los españoles es mentir en el currículum, mentir en las cifras de parados, mentir en el sueldo de los trabajadores, mentir en lo que pasa en Catalunya...

La política siempre ha sido igual. En mi pueblo la derecha y la izquierda nunca se han llevado bien, toda la vida ha habido enfrentamientos, eso sí, la fuerza, que no la razón, casi siempre la ha tenido el poder. Y ahora, la justicia. Solo les falta decir que nueve autómatas están en la cárcel y siete más en el exilio, adoctrinados por una parte importante del pueblo catalán. Cuando no hay un argumento serio lo fácil es inculcar odio y exagerar lo peligroso que es un lazo amarillo a tu "clientela", aprovechar los micrófonos que llegan a ella, que no al mundo, para decir que aquellos que están presos son unos "Mesías", que han adoctrinado a dos millones y pico y, de paso ellos, los presos y exiliados se han hecho el 'harakiri'  políticamente.

Nadie ha adoctrinado a nadie y, por supuesto, un lazo amarillo no es ofensivo ni peligroso. Y por si no se han enterado, es que un pueblo del siglo XXI no encaja en el pensamiento ralentizado del resto.

Lazos amarillos ofensivos, un pueblo cruel lavando el cerebro a sus dirigentes para apartarlos del diálogo como si fueran títeres, gente mala con lazos amarillos por el solo hecho de ofender al Resto ralentizado... Sí, señores, esa parte importante del pueblo catalán es así de cruel, esa parte se inventa quimeras por deporte, genera reuniones de más de dos millones de personas para que metan a la cárcel a los cabecillas y luego poder ponerse un lazo amarillo para ofender al resto.

El 'ralentí' es también una forma de vivir, la del siglo XIX, lo malo es que en ese "resto" hay gente del siglo XXI sin posibilidad.

¿El 'resto', España, no es ya una critarquia?

Participaciones de los lectores

Necessitem perdre la por a denunciar la violència de gènere a la Universitat

Victoria Savchak Barcelona

La universitat no és món en què la desigualtat de gènere no existeix. Un estudi recent de la Universitat Pompeu Fabra va demostrar que fin... Seguir leyendo

El cuento de los trasplantes

Rafael Bornstein Sánchez Madrid

El bulo de Arturo Pérez-Reverte sobre el Guernica de Picasso

José Melero Pérez Cervelló

Caos de losetas en la calle Lafont de Barcelona

Julián López Barcelona

En la calle de Lafont, en el barrio del Poble Sec, hay varios tramos de acera con tres tipos de losetas... Seguir leyendo

Klimt y el erotismo

José Antonio Avila López Terrassa

Gustav Klimt es uno de mis pintores favoritos. Su obra 'El beso' es una auténtica maravilla pictórica.... Seguir leyendo

Injusticia a l'institut Celestí Bellera de Granollers

David Pujadé Mumbardo Montornès del Vallès

"Hasta ahora no he visto a ningún político competente liderando el 'procés'"

Jaime Rodríguez Soto Cunit

La violència contra el CAP del Raval Nord

Antonia Raya Tena Barcelona

Ni Catalunya es cap colònia ni Espanya és un país totalitari

Robert Cros L'Hospitalet de Llobregat