06 jul 2020

Ir a contenido

"Los discapacitados nos sentimos discriminados por las políticas 'anticoche' del Ayuntamiento"

JOSE MANUEL TERUEL RAUET

JOSE MANUEL TERUEL RAUET

Sala de control de la ZBE del AMB en Via Laietana, esta semana

Sala de control de la ZBE del AMB en Via Laietana, esta semana / FERRAN NADEU

Quiero denunciar las cartas absurdas que manda el Ayuntamiento de Barcelona, a las que llaman circulares, donde te advierten que ven tu vehiculo con una cámara o que tu coche no puede circular ya que no tiene autorización, cosa que es totalmente falsa.

Mi coche con matrícula BXB y del año 2001 tiene autorización desde el día 2 de enero, y no paran de mandar correos donde me renuevan esas autorizaciones. Llevo ya 3 meses para que me den la definitiva; creo que han tenido tiempo de sobra. ¿A qué esperan? ¿Que llegue abril para empezar a multar a la gente?

También dicen que si desguazas tu coche tendrás 3 años de transporte público gratuito. Sí, pero se olvidan de algo: ¿y los hijos y la mujer? Cada uno tiene que comprar una tarjeta que ronda los 40 euros. Esto, multiplicado por 3, imagínese lo que cuesta un mes para una familia que cobra entre 800 y 600 euros: una barbaridad. Obliga a quedarse en casa por dicha norma de las ZBE.

La alcaldesa no tiene en cuenta para nada a las personas con discapacidad, y nos sentimos discriminados totalmente por ello. Las medidas 'anticoche' -que no dejan circular o transforman en peatonales algunas calles- dejan fuera a gente que no puede caminar más de 3 pasos por ahogos, sillas de ruedas, o gente que ni siquiera puede coger el transporte público por enfermedades como la agorafobia o la claustrofobia. Los obliga a no moverse ya que coger un taxi es muy caro. Es mi caso también aunque hablo por más gente. 

Yo tengo toda la documentación en regla: la carta del Ayuntamiento y las autorizaciones de ellos.

Estamos sufriendo las consecuencias de una alcaldesa que no mira por los más desfavorecidos, que somos la gente con grandes discapacidades. Y harto ya de ir a cualquier lugar, decidí que mi última bala era escribir una carta en EL PERIÓDICO. 

Participaciones de loslectores

Másdebates