Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Adiós al Honky Tonk Blues Bar, referente cultural de Barcelona"

BIG MAMA MONTSE La intérprete homenajeará al blues clásico de 1920-30.

BIG MAMA MONTSE La intérprete homenajeará al blues clásico de 1920-30. /

Miquel Botella Armengou

Ha bajado su persiana el Honky Tonk Blues Bar del barrio de Sants, conocido por los aficionados como "el templo barcelonés del blues". En este emblemático local ha actuado la plana mayor de los 'bluesmen' catalanes –muchos de fama mundial–, estatales e incluso internacionales: Lluís Coloma, Víctor Puertas, Álex Zayas, Wax & Boogie, Balta Bordoy, Blueroomess, The Suitcase Brothers, Blas Picón, Sweet Marta & Johnny Bigstone, Víctor Barceló, Joan Pau Cumellas & Miguel Talavera, Tota Blues, Iker Piris, Cristian “Poyo” Moya, Óscar Linares, Agustí Burriel, Marc Ferrer, Óscar Rabadán, August Tharrats, Myriam Swanson, Amadeu Casas, Big Mama Montse & Sister Marion, Dom Pipkin, Keith Dunn, Steve James, Sax Gordon, Rob Stone, Casey Hensley, Carl Sonny Leyland, Barrelhouse Chuck, Bob Seeley y muchos más, entre pianistas, cantantes, guitarristas y armonicistas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En total, más de 800 conciertos protagonizados por entre 200 y 300 músicos distintos. En 2016, el Honky Tonk fue el merecedor del premio Big Bill Broonzy otorgado por la Societat de Blues de Barcelona (SBB) en reconocimiento a su labor realizada para promover el género. A dos años de cumplir el cuarto de siglo, ha cerrado sus puertas por culpa de la especulación inmobiliaria, un problema que afecta a todo tipo de establecimientos. Pero por si no fuera bastante lamentable lo que supone la pérdida de un referente cultural de la ciudad de Barcelona como era el Honky, la situación es aún peor porque su cierre ha sido totalmente ignorado por los medios de comunicación locales (prensa, radio y televisión), siempre muy poco receptivos a un estilo como el 'blues' y a los conciertos de proximidad en pequeño formato, y mucho más preocupados por la continuidad de los grandes festivales de pop y rock. Y es que, para algunos, la cultura (y la música, en concreto) sigue siendo un fenómeno de masas.

Participaciones de loslectores

Másdebates