Los viajes del Imserso se ponen por fin en marcha tras fracasar los recursos

Los viajes del Imserso se ponen por fin en marcha tras fracasar los recursos

3
Se lee en minutos
Víctor López

“A las nueve en punto me planté delante del ordenador para reservar mi viaje. La página se quedaba bloqueada. Luego me pedía un teléfono y no pude continuar con la reserva”, recuerda con indignación Diego Romero en una carta dirigida a la sección de Participación de EL PERIÓDICO. Esta misma frustración es la que han sentido otros lectores, enfadados porque no han podido acceder a los viajes del Imserso ofrecidos en la campaña 2023-2024.

Otro lector, Ramon Llorca, explica a este diario que es el segundo año que lo intenta. Se prejubiló en 2020, pero no empezó a cobrar su pensión hasta el año pasado. En la anterior campaña, asegura, tuvo problemas pero consiguió plaza tras apuntarse a una lista de espera. Este año quería ir con su mujer a Extremadura y se encontraron que "no quedaban plazas". “Yo hice los deberes, fui a la web con mi número de acreditación y no por agencia”, protesta este vecino de Sabadell. “Si por bloqueada entiendes que todas las casillas están ocupadas, sí, la web estaba bloqueada. Podías acceder, pero no podías reservar nada”, subraya, molesto al ver que otras personas "conseguían plaza al momento" con tan solo dar su DNI en la agencia.

Falta de plazas

La mayoría de las cartas inciden en la falta de plazas, sobre todo en zonas costeras e islas. Según Juan Carlos Eguizabal, de 64 años, el año pasado pudo hacer reservas incluso un mes más tarde de la apertura del programa, pudiendo elegir “tranquilamente” entre numerosos destinos y hoteles. “Conozco gente que pudo reservar en mayo y junio, que es cuando ya se acaba la campaña”, asegura este vecino de Bilbao. Los lectores aseguran que incluso en los destinos menos solicitados, principalmente en el interior de la península, tampoco pudieron reservar nada. “Nos dicen que hay casi 1.000.000 de plazas y 4.000.000 de jubilados –dice Eguizabal–, pero no todos los jubilados viajan”. Este lector hace referencia en su carta a las 70.000 plazas más que en la edición anterior (en total, 886.269).

El reparto de las plazas disponibles, según los lectores, no es equitativo. "En dos años no me han adjudicado ni un solo viaje del Imserso. Sin embargo, conozco a personas de mi entorno que han podido reservar hasta un total de tres viajes", protesta otro usuario, Anastasio Montolio.

Agencias y prioridades

Las agencias de viajes aparecen como responsables de este 'caos' en numerosas misivas. De hecho, varias agrupaciones de agencias han respaldado las quejas de los usuarios apuntando a un grupo empresarial en concreto: Avoris. Gerardo Campabadal, de 67 años, explica en su carta que no han podido acceder a ningún viaje y califica esta campaña de “fraude”. Su mujer, Concepción Romero, explica a este diario que es la tercera vez que intentan acceder a los viajes ofertados por el Imserso. En mayo pudieron viajar a través de este programa a Mallorca y Cáceres. No tuvieron tanta suerte en esta ocasión: “La página estuvo 15 minutos colapsada y para cuando volvió a funcionar nos encontramos sin plazas disponibles para ningún destino”, asegura Romero, quien considera que se “priorizaron” a los usuarios que hicieron la gestión “a través de la agencia antes de abrirse los plazos”. “Mi marido tiene un 73% de discapacidad y sumado a sus ingresos tiene prioridad para elegir, y aun así no ha habido manera”, apostilla.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un 'post' para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Para poder viajar, este matrimonio se planteó buscar alternativas al Imserso e intentaron reservar con Mundo Senior, una marca vinculada a Viajes Barceló y Viajes Halcón. Sin embargo, desestimaron esta opción al encontrarse el mismo destino e idéntico Hotel, "pero más caro y menos días".

José Melero, de Cervelló, también carga contra las agencias. En su carta explica que a las 9.30 horas llamó a una y le comentó a una de sus empleadas los problemas que tenía para reservar un viaje. "Me respondió que éramos muchos pidiendo y que ellos sí podían acceder a la web del Imserso. Encima lo dijo con aires de superioridad", asegura este jubilado. En este mismo sentido, otra lectora, Luisa Rubio, sospecha que estas agencias “asignan plazas a anteriores clientes sin saber si estos van a reservar”. En caso contrario, dice, liberan las plazas. En su opinión, este funcionamiento es “injusto” y la empresa gestora, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, debería tomar medidas. Para esta vecina de Vilassar de Dalt "todos deberíamos poder acceder al mismo tiempo para poder tener las mismas oportunidades".