Ir a contenido

Gente corriente

«Si planificas las comidas todo va mucho mejor»

Buscando el menú ideal para sus hijos, acabó creando `menuario.com¿, una ayuda para planificar todas las comidas

Carme Escales

«Si planificas las comidas todo va mucho mejor»

Carlos Valbuena Junquera

La tradición ha marcado muchos menús festivos. Matar el gallo, la gallina, el pollo de corral por Navidad y aprovechar las carnes sobrantes del caldo en los canelones de Sant Esteve, cambiar de año comiendo uvas... Pero donde el folclore no llega, hay que pensar o improvisar. Multipliquen por más de 360 días, con sus mediodías y sus noches para llevar platos a la mesa con menús nutritivos, variados, saludables, para toda la familia. Elisabet Plans (Artés, 1972) se dio cuenta de lo poco que pensaba en una adecuada alimentación, hasta que nació su primer hijo.

–¿Tan mal comía antes? Más que comer mal, te acostumbras a tirar siempre de lo más fácil de preparar, sin demasiada variedad. Empiezas en el piso de estudiantes, vas tirando de la pasta. Comes lo que te apetece y acostumbras a improvisar, sin preocupación. Pero cuando tienes hijos ya no puedes improvisar. Yo me di cuenta de que la única manera que tenía para que comieran bien, con menús variados y equilibrados, era planificando todas las comidas. Si planificas todo va mucho mejor. Comen  bien  y tú estás mucho más descansada.

–¿Cómo empezó a organizarlo? Busqué libros y en internet. Estaba convencidísima de que ya había libros, métodos, pautas claras y fáciles para hacerlo bien.
 
–¿Encontró algo? Solo encontré plantillas en blanco, como el documento en Excel que yo había abierto para empezar a anotar menús de comida y cena para cada día de la semana.

–¿Qué hizo entonces? Al no encontrar nada, pensé que los padres que no somos nutricionistas necesitamos una guía. Y me dirigí a la Fundació Alícia (Sant Fruitós de Bages), el centro de investigación e innovación que trabaja justamente la mejora alimentaria. Fui allí para que me asesoraran, y con su enorme ayuda acabó naciendo www.menuario.com.

–¿Qué es exactamente? Es una herramienta que ayuda a los padres a planificar las comidas de toda la semana de manera fácil y gráfica. En una pizarra, que es una lámina magnética para poner en la puerta del frigorífico a la vista de toda la familia, enganchamos fichas que son imanes, con combinaciones de grupos de alimentos para comida o cena.

–¿Recomienda planificar en un día fijo? Eso cada uno lo elige, pero va bien hacerlo el día que se compra para toda la semana, así te aseguras de que lo tienes todo.

–¿Qué es una dieta equilibrada? La que incluye en todas sus comidas farináceos (hidratos de carbono muy energéticos); hortalizas; proteína; fruta y agua. El menuario permite combinar fácilmente los alimentos y con recetas muy sencillas. La parte nutricional y las recetas fueron la contribución de la Fundació Alícia.

–Pero los niños esquivan muchos alimentos. Es común detestar algo de pequeños. A mi hijo no le gustan nada las verduras. En realidad no es que no les gusten, es que preferiría siempre espaguetis. La clave para que acaben comiendo de todo es exposición y repetición. Y mucha paciencia. Un poco de aquello que no quieren cada vez y lo acaban aceptando. Como suele decir Toni Massanés, el director de la Fundació Alícia: «A comer se aprende comiendo».

–Una inversión para toda la vida y un buen regalo para Reyes... Si les enseñas a comer bien los buenos hábitos vienen solos y se pueden mantener siempre. El menuario es atractivo para ellos y útil para los adultos también. Y a los niños hay que hacerlos partícipes de la selección de alimentos y elaboración de platos. Los hábitos alimentarios los cogen de la familia, no de la escuela. Lo que aprenden de pequeños lo asimilan como normal. Si participan no lo sienten una imposición. 

0 Comentarios
cargando