Camino a las urnas

La CUP se erige como la única opción para "hacer tambalear el sistema"

  • Los anticapitalistas cargan contra JxCat y ERC por haber "contagiado la desesperanza y la decepción" al independentismo con sus choques en el Govern

La candidata de la CUP, Dolors Sabater.

La candidata de la CUP, Dolors Sabater. / ACN / Alan Ruiz Terol

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

La CUP intenta sacudirse las pullas de los 'comuns' en el flanco de las izquierdas y desmarcarse de la hoja de servicios de JxCat-ERC en el campo independentista tras el convulso otoño del 2017. Desde los jardines del Hospital de Sant Pau de Barcelona, el exdiputado en la Cámara catalana, David Fernàndez, defendió este sábado la papeleta de la CUP para las elecciones del 14-F como la confluencia de cuatro "votos útiles": el antifascista, el antirepresivo, el social y el independentista.

Aclamado por un reducido quórum de cargos electos y simpatizantes, dio paso a "la Gandalf de Badalona", la candidata de los 'cupaires' a la Presidència de la Generalitat, Dolors Sabater, quien recetó autoorganización y pulso acompasado entre las instituciones y las calles para plantar cara a la "opresión": "La CUP molesta tanto porque somos la única organización política que plantea un embate que puede hacer tambalear el sistema", enfatizó.

No escatimó reproches a JxCat y ERC. Les acusó de compartir Govern entre peleas, "contagiando la desesperanza y la decepción" al conjunto del independentismo, y de querer que los soberanistas "bajen la cabeza" encauzando la vía del diálogo con el Estado. "Rendirse no es una opción porque como decía Rosa Parks como más obedecíamos, más nos maltrataban", aseveró. Los 'cuperos' confían en que de las urnas salga un resultado que les permita decidir la gobernabilidad del Palau de la Generalitat.

Noticias relacionadas

Sabater aseguró que, igual que el 'procés' es un camino de no retorno que empezó con la sentencia del Estatut, la pandemia del coronavirus es una "lección" para encauzar una vía irreversible de políticas anticapitalistas. "Los de siempre están intentando ganar terreno. Tenemos que recuperar la percepción de que el pueblo salva al pueblo", apostilló, y abundó en que la CUP es "la única fuerza que defiende de forma insobornable que lucha nacional y social son indisociables, que se mantiene radicalmente de izquierdas y defendiendo la soberanía completa como el único camino para tumbar este régimen del 78".

La diputada de la CUP en el Congreso, Mireia Vehí, dijo que con el tiempo que lleva en el Congreso ya ha palpado que el Estado es "irreformable" y se reafirmó en que su partido "va a ganar la independencia". No sin descargar toda la artillería contra el resto de partidos: "El PSC-PSOE quiere convertir la Generalitat en la Moncloa. PP, Cs y Vox quieren acabar con nosotros como pueblo. Los ‘comuns’, mientras se preocupan sobre si somos o no suficientemente de izquierdas, gobiernan con el PSOE en Madrid y en Barcelona. JxCat está obsesionado en ganar a ERC y ERC está obsesionada en ganar a JxCat", recitó sin titubear.