Ir a contenido

NUEVO RUMBO EN LA ENSEÑANZA

Esquerra desmantela el modelo educativo de CiU

Bargalló elimina los exámenes de septiembre, recupera la financiación de guarderías y entierra el decreto de comedores

ERC también revisará el concierto escolar y la inmersión lingüística y apostará por la educación innovadora

Carlos Márquez Daniel

Un aula de la Escola Magraners de Lleida, en el curso 2017-2018. 

Un aula de la Escola Magraners de Lleida, en el curso 2017-2018.  / RAMON GABRIEL

No es un golpe de timón radical, pero sí pequeñas cosas que dejan entrever un cierto cambio de rumbo, una revisión del modelo y, en algunos aspectos, un cierto regreso al pasado. La llegada de Josep Bargalló al Departament d’Educació (o el regreso, más bien dicho), y por ende, la entrada de ERC en la cartera (la asumió por última vez del 2003 al 2006, en la etapa del tripartito), ha traído consigo cambios significativos respecto a las anteriores etapas, lideradas por ‘consellers’ convergentes o neoconvergentes. El propio nombre de la ‘conselleria’, por ejemplo, antes dicha Ensenyament. O las nuevas notas de secundaria. O el entierro del decreto de comedores. O el impulso a los institutos escuela. Por no hablar del nuevo organigrama interno, del ‘boom’ de la educación innovadora, de la eliminación de los exámenes de septiembre o de la financiación de guarderías públicas. Nuevos y viejos tiempos en la enseñanza catalana.

Adiós a la recuperación de septiembre 

El pasado mes de noviembre se confirmaba lo que ya se avanzó a principios de verano: los estudiantes de secundaria ya no tendrán que hincar los codos en verano. Bargalló lo argumentó apelando a lo que ahora se espera de los chavales en esta etapa de su formación, esto es, más competencias y menos materia gris; más trabajo en equipo y expresión oral y menos memorizar contenidos. Con esta medida, el Govern echa por tierra la decisión tomada en el 2012 por la ‘consellera’ Irene Rigau, que en su momento apoyó la medida con la voluntad de "reducir el fracaso escolar". La entonces responsable de Ensenyament hacía uso de las competencias de la Generalitat en materia educativa para romper con casi 20 años de evaluación continua impulsada por la LOGSE de los tiempos de Felipe González. Así las cosas, la recuperación de asignaturas volverá a realizarse a finales de junio. "Todos los que hemos sido alumnos y tenemos presentes las pruebas de septiembre, recordamos que son pruebas memorísticas, no competenciales", resumió el 'conseller'.

Conciertos educativos 

No se llegó a tiempo con la etapa infantil y secundaria porque el artículo 155 dejó en manos del Gobierno de Mariano Rajoy la renovación del concierto educativo de casi 2.000 colegios. El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, dijo que desconocía si en la lista había centros que segreguen por sexo, como así era. Las escuelas de primaria deben renovar la concesión en el 2020, y para entonces, si Bargalló sigue al mando, el Govern no financiará a los postulantes que dividan sus aulas entre niños y niñas. Rigau defendió en su momento que este planteamiento “garantiza el éxito escolar”. Educació también prevé eliminar el concierto a aquellas escuelas que cobren unas cuotas abusivas a las familias.

Bargalló charla con Torra en el Parlament, en octubre / ALBERT BERTRAN

Más horas de castellano 

El pasado octubre, el Govern anunció su intención de revisar el modelo de inmersión lingüística, lo que implicaría ampliar las horas de castellano en las escuelas. La idea es que el catalán, como viene sucediendo desde hace tres décadas, sea la lengua predominante en los centros educativos, pero el documento técnico con el que trabaja la Generalitat habla de añadir más horas de castellano en entornos sociales completamente catalanohablantes. “Lo que hacemos es adecuar la didáctica de las lenguas a la realidad sociolingüística actual de nuestros centros”, argumentó el ‘conseller’.

Decreto de comedores 

El funcionamiento de los comedores escolares se rige por una normativa de 1996 que acumula varios años de debate social y parlamentario. La discusión se ha mantenido con el cambio de gobierno, y cuando los detractores de la medida se temían una aprobación por la puerta de atrás, Educació ha decidido guardar en un cajón el redactado heredado para partir de cero e impulsar un proceso participativo que derive en una ley que, además, deberá pasar por el filtro parlamentario. La plataforma SOS Menjadors se reunía con Bargalló a mediados de diciembre y no daba crédito. "Hemos constatado un cambio de discurso, incluso un punto radical, que se aproxima a lo que nosotros defendemos, que es el papel irrenunciable de las familias en la gestión de las horas de comedor", dijo a la salida de la 'conselleria' el portavoz de la asociación, Jordi Estarlich.

Bautizo de ‘conselleria’

Uno de los problemas de la educación ha sido la falta de acuerdo político para instaurar un modelo duradero que permita que los profesores sepan a qué atenerse a largo plazo. Basta con repasar la historia reciente para comprobar que cada gobierno, que cada partido político, ha hecho con la enseñanza lo que ha creído. Siempre, es de suponer, con la mejor de las voluntades. Tal es la diferencia entre unos y otros, que en Catalunya la propia ‘conselleria’ ha ido cambiando de nombre en función de quién la ocupara. Bargalló ha recuperado el nombre de Educació que él mismo le puso a la cartera cuando la asumió a finales de diciembre, durante un mes y antes de ser nombrado ‘conseller en cap’. Rigau lo cambió por Ensenyament poco después de asumir el cargo en diciembre del 2010. Desde los años 30 también se han usado las fórmulas Instrucció Pública, Ensenyament i Cultura y Educació i Universitats.

Adolescentes jugando en el patio del Institut Bellvitge / FERRAN NADEU

Cambio de organigrama 

La renovación no se ha quedado en el cartelito de la entrada. O en los nombres de los cargos de confianza. Tal y como indica ‘El Diari de l’Educació’, el DOGC publicaba en enero un decreto que oficializa los cambios estructurales que el ‘departament’ lleva algún tiempo aplicando. Entre otras cosas, se crea una nueva dirección general de Innovació, Rercerca i Cultura Digital y las que controlaban primaria y secundaria, por separado, se funden en una, llamada Currículum i Personalització, más acorde con los nuevos objetivos de la escuela innovadora a la que Educació acaba de sumarse de la mano de Escola Nova 21. 

Escuela innovadora 

Menos memoria y más dar respuesta a los retos reales de la sociedad. Y no solo en la primaria: también en secundaria, donde este curso se instauran las notas basadas más en competencias que en conocimientos. La escuela innovadora se ha ido abriendo camino en Catalunya, pero faltaba el impulso definitivo por parte de la Administración. Sucedió a mediados de noviembre, cuando cristalizó una suerte de ‘joint venture’ entre la ‘conselleria’ y Escola Nova 21, entidad impulsora del nuevo modelo educativo siguiendo los postulados de la Unesco.

Financiación de guarderías 

El pasado noviembre, Bargalló anunció su voluntad de volver a financiar las guarderías que el Govern dejó de pagar en tiempos de Artur Mas. Sucedió en el 2012, y los ayuntamientos y las diputaciones tuvieron que hacerse cargo de la factura. La entonces ‘consellera’, Rigau, alegó que se trata de una etapa de enseñanza no obligatoria. Esos más de 80 millones de euros anuales fueron a parar a la escuela concertada en plena era de recortes educativos. Esquerra controla Educació y Economia, lo que parece haber sido definitivo para que vuelva a abrirse el grifo. No se ha concretado, sin embargo, la cantidad que se destinará. Ni si se hará igualmente en el caso de que no se aprueben los presupuestos del 2019.

Institutos Escuela

Ha sido la última novedad, de este mismo lunes. Bargalló ha anunciado que el Govern abrirá 27 nuevos institutos-escuela en los próximos dos años. La idea es unificar en un mismo centro público toda la enseñanza desde los 3 hasta los 16 años. Empezaron a desplegarse en el 2004 y ya están en funcionamiento un total de 25. Según el 'conseller', este modelo educativo, cuando se elige bien su ubicación siguiendo, sobre todo, el criterio de no generar problemas de segregación, permite mejorar el rendimiento de los alumnos, reduce el absentismo escolar y mejora la convivencia

El cambio de rumbo, sin embargo, sigue pendiente de unos presupuestos que doten de mayor músculo a una de las carteras más determinantes del Govern. El 'conseller' no se cansa de decir que a pesar de la congelación de las cuentas se puede ir tirando. Pero se le nota en el gesto que mucho se queda en el tintero.