Ir a contenido

A la ESO con los de primaria

La escuela Elisa Badia de Barberà del Vallès acogerá dos clases de primero de ESO porque no caben en el instituto de Can Planas

M. J. I. / BARCELONA

Una madre recoge a sus dos hijos, alumnos de la escuela Elisa Badia, en Barberà del Vallès.  

Una madre recoge a sus dos hijos, alumnos de la escuela Elisa Badia, en Barberà del Vallès.   / JORDI COTRINA

Tiene una hija en sexto de primaria y está encantada de que el año próximo la niña pueda seguir acudiendo al mismo centro a estudiar la secundaria. "Yo estaré más tranquila porque aquí, en el colegio, ya conozco a la gente... Y a ella, la verdad, no le importa no poder ir aún al instituto", comenta la progenitora, mientras prepara el paquete de galletas que dentro de un rato se merendará la cría. "Ya le llegará el momento", sentencia. Es el tema de conversación entre padres, madres y abuelos a las puertas del colegio Elisa Badia de Barberà del Vallès. Aunque falta la confirmación oficial, todo apunta a que el próximo curso 2016-2017 se instalarán en el centro educativo dos clases de primero de ESO que no caben en el instituto Can Planas

"Es inaudito, una vergüenza", denuncia Susana, otra madre del colegio, pero en su caso con niños más pequeños, de tercero y de quinto de primaria. "¿Por qué tienen que renunciar mis hijos a tener el espacio que les corresponde, para que puedan meter aquí a los del instituto?", interroga airada. El colegio Elisa Badia tuvo hace unos años una ampliación de aulas para dar cabida, entonces, de forma provisional, a los alumnos de la escuela Marta Mata, que ahora ya tienen una sede propia. "Primero, tuvieron que compartir con el Marta Mata. Y ahora, cuando volvían a recuperar sus aulas, su comedor y sus otras salas, han de cedérselas a los de ESO", protesta.

La decisión ha dividido a las familias de los alumnos del centro de primaria

Para los contrarios al proyecto, la falta de previsión de la Conselleria d'Ensenyament, que encima tiene cedido desde el 2011 un terreno para construir un nuevo instituto público en la localidad, "es clamorosa", afirma Sara Fernández, miembro de la plataforma que se ha formado en Barberà para presionar al ayuntamiento a oponerse a los planes de la Generalitat.

DOCENTES ARRIBA Y ABAJO

Con todo, quienes más se oponen a esta solución, «que parece que no tiene carácter provisional sino definitivo», asegura Josep Àngel Méndez, miembro también de la plataforma, son los sindicatos de profesores. «Lo que hace Ensenyament es abrir una sección de Can Planas en las instalaciones del Elisa Badia, lo que supone tener que trabajar en itinerancia y por ámbitos, algo que, en nuestra opinión, impide garantizar una secundaria de calidad», agrega Méndez, que es delegado sindical de CCOO en el Vallès Occidental. «Los docentes van a estar todo el día arriba y abajo, del instituto al colegio, que están a medio kilómetro de distancia», dice.

Los profesores se desplazarán del instituto al colegio, lo que afectará al ritmo de las clases

También en Sabadell y en Cerdanyola, sostiene la plataforma de Barberà, empieza a haber movilizaciones ante la inminente masificación de los institutos públicos. En la ciudad de Barcelona, los barrios del Poblenou, de Sant Andreu y Gràcia también ven con preocupación cómo la promesa de nuevos equipamientos se demora, mientras crece el número de alumnos que en breve pasarán a la ESO. El déficit de plazas de secundaria, el nivel al que están llegando ya las promociones de alumnos más numerosas, "solo beneficia a la concertada, que saca rédito de la situación", denuncia Àlex Castillo, presidente de la Fapac.