Educar es todo

LA NUEVA PREINSCRIPCIÓN ESCOLAR

Padres y profesores se organizan contra la nueva tanda de cierres de clases de P3

Los afectados denuncian también que la falta de institutos públicos en la provincia de Barcelona les abocará a la masificación

Pancarta en el colegio La Llacuna, en el Poblenou de Barcelona, reivindicando un nuevo instituto público en el barrio.

Pancarta en el colegio La Llacuna, en el Poblenou de Barcelona, reivindicando un nuevo instituto público en el barrio. / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos
MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Los datos demográficos (porque de problema demográfico habla siempre la Administración) son rotundos. En el 2013 nacieron en Catalunya casi 6.000 niños menos que el año anterior, la mayor caída de natalidad registrada en lo que va de siglo. Eso, aunque todavía no hay datos oficiales, va a tener muy pronto su primera consecuencia: el cierre de decenas de clases de P3 en las escuelas que la Conselleria d'Ensenyament calcule que el próximo marzo, cuando se abra la preinscripición escolar, no llegarán a un mínimo de alumnos. Será el quinto curso consecutivo de descenso de estudiantes de educación infantil. Y si antes no se le pone remedio, esta pérdida acarreará, a nadie se le escapa, una disminución de plantilla en los colegios.

Las circunstancias han querido que el descenso en el número de menores que cumplen tres años durante este 2016 coincida con un aumento más que significativo de los alumnos que en septiembre ingresarán por primera vez en la ESO (los nacidos, en este caso, en el 2004), que son unos 3.700 más que en la promoción anterior. La cosa no pasaría a mayores si no fuera porque en algunas localidades hay escasez de plazas en los institutos públicos, pese a que hace ya unos años que las familias vienen alertando de ello. “Es una especie de sarampión, con brotes que están empezando a cobrar fuerza, sobre todo en Barcelona y su área metropolitana”, advierte Marc Sangüesa, asesor de CCOO en materia educativa.

Por eso, porque son ya numerosas las escuelas catalanas que han recibido el anuncio aún no formal de que van a perder grupos de P3, porque hay institutos que van justos de espacio y no saben dónde van a poder instalar a los nuevos alumnos y porque a estas alturas no se sabe siquiera la fecha prevista por la Conselleria d’Ensenyament para la preinscripción (el año pasado fue entre el 10 y el 17 de marzo), familias, profesores y otros agentes de la comunidad educativa han empezado a organizar plataformas exigiendo soluciones.

Las claves de la noticia

  • CONTRA LA SEGREGACIÓN  Barcelona está buscando fórmulas para que la caída de la población infantil no afecte solo a la pública. En la carta que recibirán las familias informándoles sobre la oferta educativa más cercana a su casa, “no se diferenciará entre públicas y concertadas”, señala el comisionado de Educación, Miquel Essomba.
  • APOYO DEL AYUNTAMIENTO  En el Baix Llobregat, donde inicialmente se temió que el cierre de grupos de P3 llegara a afectar a una treintena de colegios, “cinco consistorios han ratificado mociones en las que, en primer lugar, rechazan los cierres de grupos y, en segundo lugar y como alternativa, se propone a la Generalitat que rebaje las ratios»..
  • NO PRESUPONER CIERRES  En Badalona, donde los indicios apuntan a que se podrían cerrar entre siete u ocho líneas de P3, el ayuntamiento de la ciudad acordó, en el pleno del pasado diciembre, pedir a la Generalitat “que no presuponga cierres de líneas antes de hora”, indica Laia Sabater, concejala de Educación badalonense. 
  • REDUCCIÓN DE RATIO EN P3  La plataforma en defensa de la educación de Mataró ha iniciado esta semana una recogida de firmas entre las ampas de la ciudad y familias de alumnos de quinto y sexto de primaria para reclamar la desmasificación de la ESO y la reducción del número de estudiantes por aula en P3.

En el Baix Llobregat, en el Maresme, en el Barcelonès, en el Vallès Occidental… En las últimas dos semanas han proliferado las asambleas y los carteles de protesta y varias de esas iniciativas cuentan ya con el apoyo de sus respectivos ayuntamientos, que, en algunos casos, han votado en pleno mociones en este sentido.

La Conselleria d’Ensenyament, por su parte, recuerda que el proceso no está en absoluto completado, que las informaciones que manejan las plataformas son de momento no oficiales y que, en todo caso, cualquier decisión de cierre que finalmente se adopte contará siempre con el visto bueno del ayuntamiento afectado.

PREINSCRIPCIÓN MÁS IMPARCIAL

Noticias relacionadas

La publicación en EL PERIÓDICO de distintos casos de irregularidades cometidos por escuelas concertadas en Badalona aún ha encendido más los ánimos. "Es grave que todo esto ocurra, encima, en una ciudad en la que se van a cerrar clases de infantil en la pública", lamenta David Guerrero, presidente de la federación de asociaciones de padres de alumnos (Fampas)

"Lo triste es que estas prácticas fraudulentas son más frecuentes de lo que parece", agrega Àlex Castillo, presidente de la federación de ampas de Catalunya (Fapac). "Falta un mecanismo que garantice la neutralidad del proceso de preinscripción: mientras los formularios sigan entregándose en las mismas escuelas, que son parte interesada, seguiremos expuestos a que algunos, no todos, hagan trampas", clama Castillo.