Elección

Antoni Cañete, elegido vicepresidente de las pymes europeas

La asamblea de SME United escoge al presidente de Pimec, que también formará parte de la junta directiva

Cañete, el segundo por la derecha, con el equipo de Pimec en Bruselas

Cañete, el segundo por la derecha, con el equipo de Pimec en Bruselas

1
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Economía

Escribe desde Barcelona

ver +

Antoni Cañete, presidente de Pimec, ha sido elegido hoy vicepresidente de las pymes europeas. El máximo representante de este sector en Catalunya ha sidoescogido para el cargo de vicepresidente y como miembro de la junta directiva en la asamblea en Bruselas de SME United, el agente económico y social en Europa que defiende los intereses de as pymes y de los autónomos ante las instituciones comunitarias.

Actualmente, esta confederación europea de pymes cuenta con 70 organizaciones como miembros, procedentes de 30 países europeos. En total representan a 22 millones de empresas con unos 82 millones de trabajadores.

Esta designación supone "un paso más" para Pimec en su estrategia de situar a las pymes en lo que Antoni Cañete denomina en "el puente de mando", es decir, en todos aquellos organismos y entidades en los que se lleva a cabo el diálogo social y se toman decisiones que afectan a las empresas, como la CEOE y los sindicatos UGT y CCOO.

Noticias relacionadas

Cañete, que ganó hace más de un año y medio las elecciones en Pimec, donde era anteriormente secretario general; es también presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) y vicepresidente, patronal impulsada por Pimec como contrapoder a la CEOE. La lucha contra la morosidad es otro de los pilares de su estrategia, tal como demostró el jueves en un acto en Madrid en el que convocó a todos los partidos políticos para reclamar el desbloqueo del régimen sancionador para las empresas que pagan con demora. Aunque admite que la ley Crea y Crece supone avances en esta materia queda pendiente un régimen sancionador para cerrar la regulación en la materia que comenzó con la ley de 2010 contra la morosidad.

Además de denunciar la paralización del despliegue de energías renovables en Catalunya, Cañete ha propuesto un pacto de productividad ante el fracaso del pacto de renta que promueve el Gobierno. También ha lanzado una propuesta para desempolvar la ampliación del aeropuerto de El Prat, que incluye recuperar el diálogo e incorporar al plan los otros aeropuertos catalanes, en una visión más integral.