Informe 2022

Esto es lo que pagamos en Catalunya más que el resto en la renta

Funcionarios atienden a algunos usuarios en la Agencia Tributaria en Barcelona.

Funcionarios atienden a algunos usuarios en la Agencia Tributaria en Barcelona. / Ricard Cugat

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

Catalunya se mantuvo en 2021 como la comunidad autónoma que presentó el impuesto sobre la renta más caro para contribuyentes con salarios brutos entre 20.000 y 30.000 euros. Para otros tramos de renta, el atributo de 'IRPF más alto' se va turnando entre las comunidades de Euskadi (para un ejemplo de 16.000 euros), Extremadura (ejemplo de 45.000 euros) o Navarra (ejemplo de 70.000 euros). Para rentas de 110.000 euros en adelante, despunta la Comunidad Valenciana como la que presenta un IRPF más caro.

Así lo constata la edición de este año 2022 del estudio Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral, presentado el pasado 23 de marzo por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf), que es el órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas de España. Como en ediciones anteriores, el informe vuelve a subrayar el papel imbatible de Madrid, como la del IRPF más barato para la práctica totalidad de los tramos de renta.

En los ejemplos sobre el IRPF autonómico que incorpora el informe, se parte del supuesto de un contribuyente soltero y sin hijos, con una edad inferior a 65 años y sin discapacidad ni ninguna otra circunstancia personal que pudiera darle derecho a deducción estatal o autonómica. En este supuesto, el contribuyente solo obtiene rentas del trabajo.

A partir de aquí, los ejemplos muestran que un trabajador o pensionista catalán con un salario bruto de 20.000 euros tributa en el impuesto sobre la renta 243 euros más que un contribuyente similar en cualquiera de los tres territorios de Euskadi, que presentan el IRPF más barato en este caso. Para el ejemplo de un contribuyente catalán con un sueldo de 30.000 euros, la diferencia es de 358 euros de mayor tributación respecto a Madrid, que en este caso ocupa el extremo opuesto.

La diferencian entra la comunidad más cara y la más barata se acerca a los 45.000 euros si se compara el caso de un contribuyente valenciano con rentas del trabajo de 600.000 euros, frente a uno similar en Madrid.

Principales novedades

En la presente edición el informe del Reaf identifica los principales cambios tributarios adoptados por las comunidades autónomas para 2022. Así, en el IRPF rebajan sus tarifas Andalucía, Galicia, Madrid y Región de Murcia, mientras que los territorios forales del País Vasco y Navarra las deflactan al 1,5 y 2%, respectivamente. Catalunya rebaja los tramos inferiores de la tarifa e incrementa levemente los medios.

En el Impuesto sobre el Patrimonio, lo más relevante es la rebaja de la tarifa en Andalucía y el establecimiento de una bonificación del 25% en Galicia.

En Sucesiones y Donaciones: rebaja en Andalucía de la tarifa con efectos en grupo III (hermanos, tíos y sobrinos) y IV (primos y otros grados más distantes de parentesco); bonificación del 99% en Castilla y León, y bonificación del 99% en la Región de Murcia, pero solo para las donaciones al grupo III (los grupos I -descendientes y adoptados menores de 21 años- y II -descendientes y adoptados mayores de 21 años, cónyuges, ascendientes y adoptantes- ya estaban bonificados en ambas modalidades).

En el caso de Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, en Andalucía se pasa de una escala a un tipo mínimo más pequeño (7%); también se baja el tipo en Galicia, mientras que Baleares incrementa un 0,5% al tipo marginal máximo de Transmisiones.

Tendencias

En el Impuesto sobre el Patrimonio, lo más llamativo es que cuatro comunidades –Aragón, Catalunya, Extremadura y Comunidad Valenciana– han reducido los mínimos exentos; que algunas tienen tarifas más elevadas que la estatal; y que en Madrid no se paga este tributo, mientras que en Galicia se bonifica el 25%.

Para el supuesto de un contribuyente con un patrimonio de 800.000 euros (después de descontar los 300.000 euros exentos de la vivienda habitual), la cuota del impuesto oscila entre los cero euros de Madrid y los 1.164 euros de Aragón, o los 1.100 de Extremadura. En el caso de Catalunya, la cuota resultante para este supuesto es de 769 euros. Para un patrimonio de 4 millones, las cuotas oscilan entre los cero euros de Marid y los 59.900 de Extremadura (41.943 en Catalunya). En el ejemplo de una patrimonio de 15 millones, la horquilla entre estas dos comunidades va de cero a 418.155 euros (297.463 euros en Catalunya).

Noticias relacionadas

En el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, desde hace tiempo se produce una competencia fiscal a la baja cuando los contribuyentes son familiares cercanos del causante o del donante, utilizando para ello, en la mayoría de los casos, la regulación de bonificaciones o de importantes reducciones.

En sentido contrario, en las modalidades de Transmisiones Patrimoniales Onerosas o de Actos Jurídicos Documentados, en general, se ha intentado mitigar la caída de la recaudación, por la pérdida de vigor del sector inmobiliario, con un incremento de los tipos impositivos.