Rehabilitar para paliar la subida de la luz

  • La reforma del hogar puede llevar a ahorrar un 50% del coste de la factura energética

Placas solares en tejados de varios edificios

Placas solares en tejados de varios edificios

4
Se lee en minutos
Lorena Martín

Instalar reguladores de la luz, tecnología led o toldos en terrazas son pequeños cambios que se pueden aplicar en casa con tal de ahorrar en la factura eléctrica. Sin embargo, gastar un 50% menos en el recibo es posible con algo más de ambición, siempre que se esté dispuesto a invertir en la rehabilitación para lograr una casa eficiente. Este es un aspecto crítico en España, dado que más de la mitad de los edificios se construyeron antes de 1980, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), y solo el 3,6% cuenta con buena eficiencia energética, según un informe de la tasadora UVE Valoraciones. Aun así, ¿cómo se puede renovar la casa en busca del ahorro energético?

La necesidad de renovar el parque de viviendas hace que casi la mitad de los propietarios esté dispuesto a invertir con este objetivo: un 23% de ellos, entre 5.000 y 10.000 euros; un 24% desembolsaría entre 10.000 y 50.000 euros; y un 21% se mudaría a otra vivienda en busca de estas características, según una encuesta de Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI). "Tener un buen aislamiento del hogar, mejorar la iluminación e incluir electrodomésticos de bajo consumo son puntos básicos para conseguir un hogar más sostenible y con un menor consumo", explica Cátia Alves, directora de responsabilidad social corporativa y sostenibilidad de UCI.

Aunque, la autosuficiencia a la hora de generar energía verde es clave. Existen diferentes métodos para ello mediante sistemas de geotermia, que aprovecha la temperatura del subsuelo; aerogeneradores, que recogen la energía del viento; o sistemas por biomasa, extraída de materia orgánica de origen vegetal o animal. Sin embargo, el más recurrido actualmente son las placas solares. Una instalación media con 10 paneles, entre tres y cuatro kilovatios (kW) de potencia y un pago inicial de 8.000 euros se amortiza en unos ocho años, explica Óscar Gómez, CEO de Solarprofit. A partir de entonces, el ahorro en la factura de la luz pasa a ser de unos 900 euros anuales, aunque siempre dependerá de cada caso en concreto. Con placas solares se puede aspirar a cubrir la mitad del consumo del hogar, mientras que si se añaden baterías de almacenamiento se podría cubrir hasta el 80%. Gracias al auge del sector, la empresa Solarprofit de instalación de estas placas cada mes crece en un 20% en volumen de negocio y en 200 empleados. "Con material de buena calidad y un buen mantenimiento, las placas solares pueden durar entre 30 y 40 años", añade Gómez. Es posible acceder a la instalación tanto en viviendas unifamiliares como en edificios con varios vecinos, cuyo reto estará en poder llegar a un acuerdo conjuntamente.

La subida de los precios, la crisis energética y los efectos de la guerra en Ucrania han afectado también al negocio de las reformas, según Montse Moreno, vicepresidenta de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (Aepsi). De hecho, convertir la casa en un lugar eficiente cuesta entre un 10% y un 15% más que hace un año, con entre 600 y 700 euros por metro cuadrado. Respecto a ese porcentaje de aumento, que se traslada también a los proyectos de placas solares, Gómez afirma que se compensa "con el ahorro en el precio de la luz, que ya se ha multiplicado por tres» respecto a hace un año. Alerta, por otro lado, que la compensación de excedentes -la energía que se produce y no se consume- por parte de las distribuidoras "no vale la pena" en cuanto al ahorro que supone. Esto se debe, según él, a que depende mucho del precio del mercado en las diferentes horas solares. Mientras que al mediodía -cuando es más probable que se generen excedentes- el precio se paga más barato, por la noche se cobra más cara.

La aerotermia es otra alternativa, mucho más eficiente que las calderas convencionales, que permite ahorrar un 30% en el consumo de electricidad. Es otra fuente de energía limpia y altamente eficiente que utiliza principalmente la energía del aire para climatizar los espacios. Como inconveniente está la necesidad de acometer "una reforma integral y de mucho espacio», según el director de hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli. El suelo radiante, por su parte, canaliza agua caliente debajo del suelo con tuberías o cableado, según Marcos Puig, arquitecto y franquicia en Aquí tu Reforma. "Si la calefacción está en la pared se tiene que esperar a que se caliente la estancia, mientras que si viene del suelo se calefacta más rápidamente, lo que lleva al ahorro energético", añade. Un buen aislamiento del hogar, por ejemplo con paneles aislantes rígidos, puede reducir la factura de la luz en un 20%, según los expertos.

Financiación y ayudas

Noticias relacionadas

Para efectuar las obras, los usuarios pueden acogerse a vías de financiación, como préstamos o hipotecas exclusivas para reformas. "El 70% de los españoles suelen pagar reformas al contado porque no hay una cultura de la financiación", asegura Colombelli.

El Gobierno ofrece ayudas de hasta 12.000 euros por vivienda unifamiliar y hasta los 8.000 en caso de viviendas en edificios, aunque también se deberá consultar las condiciones que ofrece cada Ayuntamiento. En la declaración de la renta, la deducción será de entre el 20% y el 60% del importe de la reforma.