Encarecimiento de materias primas

Los precios de los materiales de la construcción reflejan los encarecimientos

La asociación Andimac asegura que el impacto ha sido más fuerte en plásticos y derivados del petróleo

Interior de la tienda Leroy Merlin de La Maquinista de Barcelona.

Interior de la tienda Leroy Merlin de La Maquinista de Barcelona. / JOAN PUIG

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Los distribuidores de materiales de la construcción reconocen que ya están repercutiendo las subidas de precios de las materias primas en sus establecimientos. Fuentes de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción (Andimac) admiten que las subidas tan fuertes de las últimas semanas empiezan a moderarse y que tienen esperanza de que se normalice la situación en el primer trimestre del 2022. "La subida de precios ha sido generalizada pero donde más ha incidido es en plásticos y derivados del petróleo, con subidas acumuladas en los últimos días por encima del 15%; en acero, con incrementos que han llegado entre las dos grandes ‘oleadas' con subidas hasta el 35% (el 55% en un año, según la Confederación Nacional de la Construcción); y el latón donde podemos hablar de subidas de entre un 7%-8%". 

Los profesionales del sector de la construcción han percibido que ha existido una verdadera crisis de oferta de materias primas, con falta palpable de material suficiente para emprender nuevas obras. A la falta determinante de madera y acero, por ejemplo, se sumó el dramático alza del coste de la energía. Como consecuencia, se produjo un círculo pernicioso que afectó a materiales que hasta entonces no habían sufrido encarecimientos, como cemento o cerámica. También en porcelana sanitaria se esperan subidas.

Problemas puntuales

Desabastecimiento sigue siendo una palabra tabú en el sector y los profesionales coinciden en general en que no está habiendo tiendas vacías. Sí que se vivió una cierta situación de falta de materiales a principios de 2021 y hasta antes de verano, pero a partir de septiembre la situación se ha ido normalizando, pero los proveedores y empresas han aprovechado para recargar estocs, lo que ha transformado una situación de normalidad en problemas puntuales en productos de alta demanda.

Los problemas en el abastecimiento de suministros tiene su reflejo en los precios industriales, que en octubre anotaron una subida anual del 31,9%, la más elevada en 45 años, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). La ruptura de la cadena mundial de suministro, con origen en China para muchas materias primas y bienes intermedios, tiene mucho que ver con estos datos. "Mientras que China mantengan la política de covid cero parece difícil pensar que los precios industriales se puedan moderar", sostiene Alicia García Herrero, economista jefe de Natixis para Asia Pacífico. "China exporta un 30% de los bienes intermedios del mundo y el coste del transporte de esos bienes intermedios que salen del país al resto del mundo ha aumentado muy rápidamente porque algunos de los puertos mas grandes del mundo (Ninbo o Yantian) han estado cerrados algunos meses por casos de covid", añade. Desde su punto de vista, "China no está suavizando su política por el momento y parece que no lo hará durante 2022 por lo que es difícil ver un reajuste relevante de precios. Aunque se normalice algo la demanda, los cuellos de botella van a continuar", vaticina.

Noticias relacionadas

A pesar de la relativa normalización que se aprecia en los suministros relacionados con la construcción desde septiembre, lo que sí que se está dejando notar es la falta de determinados productos electrónicos por la falta de microchips. Es el caso de termostatos, por ejemplo. En el caso de un fabricante concreto que ha dejado de fabricar el precio, pasó de dos a 60 euros, aseguran en fuentes de Andimac. Fábricas a medio gas en China están agudizando los problemas. La falta de suministro en algunos productos (chips, latón…) causa en estos momentos que se limiten las compras por cliente.

Como consecuencia de esta situación, en Andimac reconocen que las subidas se están trasladando al cliente final, tanto al alza como a la baja, en función de la disponibilidad de los productos y su demanda. Las cadenas de distribución de materiales para la construcción aseguran que no tienen datos la paralización de obras sea generalizada por el alza de costes, aunque si se retrasan inicios hasta disponer de material suficiente. Los precios de las obras pueden variar en función de esos altibajos y no es posible, aseguran, ofrecer precios cerrados a seis meses vista. "Un asociado nos puso el ejemplo de un gran proveedor que hace dos semanas le anunció una subida del 8% en un presupuesto, y tan solo dos semanas más tarde lo rectificaba con una subida al 13%. Es muy difícil planificar en este contexto", explican en Andimac.