Barcelona Global

Una ruta por Barcelona en el bus de la futura élite empresarial

  • Barcelona Global organiza una jornada en la que 522 estudiantes de posgrado de IESE, Esade, Eada y la UPF-BSM visitan los principales polos económicos de la capital catalana

Alumnos de IESE durante una visita del Barcelona MBA day.

Alumnos de IESE durante una visita del Barcelona MBA day. / Cedida

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

12.50 horas. Más de una decena de autobuses pueblan la avenida Pearson de Barcelona, en el pudiente barrio de Pedralbes. La fotografía la completan casas unifamiliares (donde sus vecinos tienen de media una renta per cápita tres veces mayor que la de los del Raval), algún restaurante de jardín tan idílico como generoso y el lugar donde, según 'The Economist', se imparte el mejor MBA ('Master of Business Administration', es decir, gestión de empresas) del mundo: IESE. Por la puerta del campus van saliendo paulatinamente decenas de jóvenes -a unos 75.000 euros anuales la matrícula- que van subiendo a los autocares. Son en total 522 y muchos de ellos están llamados a ser parte de la futura élite empresarial de Catalunya y más allá.

"Hasta que organizamos esto nos encontrábamos que venían, estudiaban y de Barcelona conocían poco más que Las Ramblas, la Sagrada Familia y Razzmataz", cuenta el consejero delegado de Barcelona Global, Mateu Hernández. "Y queríamos enseñarles todo el potencial económico y cultural que tenemos", añade. Para ello organizan cada año -la de este jueves ha sido la tercera, con una interrupción por covid de por medio- diferentes rutas donde enseñan a esos futuros directivos lugares como la sede de Wallbox, ubicada en Zona Franca y cotizando en Wall Street, el Palau de la Música o el Sincrotrón Alba, un acelerador de electrones único en España y ubicado en Cerdanyola. La iniciativa surge de Barcelona Global y el alumnado lo pone IESE, Esade, Eada y la UPF-BSM.

¿Por qué escogisteis estudiar en Barcelona? "Es una combinación de factores. Por un lado, hay unas academias muy 'top' y, por el otro, el clima y la ciudad es fantástica", cuenta Nico, proveniente de Buenos Aires. Sus compañeros de corrillo asienten. Barcelona los forma y moldea su talento, pero muchos de ellos se marchan fuera a proseguir sus carreras profesionales e inversiones. Ese es otro de los motivos de la jornada organizada por Barcelona Global: retener ese talento y que, más allá del grado, se queden a hacer negocio en la capital catalana. El consejero delegado de Barcelona Global cita el ejemplo de Timo Buetefisch, nacido en Alemania y que en el 2006, después de cursar un MBA en IESE, fundó Cooltra. Hoy es difícil pasear por Barcelona y no ver ninguna de sus motocicletas eléctricas compartidas.

Primera parada: Mercabarna

Arrancan los autobuses y uno de ellos se dirige a Mercabarna, el mercado y despensa de la capital catalana. Allí el director, Jordi Valls, explica a una quincena de alumnos que es ese espacio de casi 100 hectáreas y donde anualmente se mueven 2,3 millones de toneladas de comida. Entre la explicación y las posteriores preguntas asoman retos futuros como la reducción de co2 tanto en el transporte como en la industria alimentaria, la escasez futura de agua y el alto consumo de la industria cárnica y el desarrollo de las alternativas a la proteína animal ante el mundial auge de la demanda por una mejor y más variada dieta. Pedro, de origen chileno, saca unas cuantas notas de la presentación. De momento su carrera la está enfocando hacia la banca, pero su familia es propietaria de un negocio de congelados y "no hay que cerrarse puertas", afirma.

Segunda parada: IBEC

La siguiente parada de la visita está en el Institut de Bioengienyeria de Catalunya (IBEC). A más de un estudiante se le hace raro que la Administración tenga un papel tractor y dinamizador de la economía. En el IBEC, que está instalado en el Parc Científic y depende de la Universitat de Barcelona, el investigador Samuel Ojosnegros les habla de solo algunas de las innovaciones científicas desarrolladas entre esas cuatro paredes, como drones capaces de captar olores, un sistema para detectar si un conductor se está durmiendo al volante o un tejido sintético que imita al oseo y que acelera la sanación de fracturas; entre otros. El IBEC trata de conectar la investigación científica con las necesidades del mercado y ve en esos estudiantes o bien a futuros líderes de equipos, que asuman la parte empresarial de los proyectos, o bien a futuros inversores.

Noticias relacionadas

Última parada: Casa Seat

Justo enfrente de la sede de la 'conselleria' d'Empresa de la Generalitat y en una de las calles más icónicas de la burguesía barcelonesa -hablamos del Passeig de Gràcia- tiene la ruta su última parada. En Casa Seat, templo de los nuevos paradigmas de la movilidad, los estudiantes aprenden el espíritu del 'Pla Cerdà' de Barcelona y porque de su cuadriculada y ordenada estructura urbana. También conocen rápidamente algún dato de los famosos (o conocidos) locales que han visitado el espacio, desde la alcaldesa Ada Colau, hasta el cofundador de Glovo, Sacha Michaud, pasando por el consejero delegado de Silence, Carlos Sotelo, o el periodista especializado en motor Josep Lluís Merlos. "Solo hace tres semanas que estoy en Barcelona y no se qué voy a hacer con mi vida, pero veo que aquí hay opciones", afirma Amanisha, del Reino Unido.

Temas

Empresas IESE