Reindustrialización

5 proyectos se disputan la sucesión de Nissan y todos aseguran sus empleos

  • El director de Nissan en España, Frank Torres, se compromete a no vetar a ningún candidato e insta a la Administración a concretar las ayudas públicas disponibles

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

Fabrica Nissan en la Zona Franca.

5
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

"Ya no estamos discutiendo si habrá reindustrialización o no en Nissan, estamos discutiendo quien o quienes la harán. Todas las opciones que tenemos encima de la mesa pueden garantizar una buena opción de futuro para la reindustrialización y para la ocupación que hoy en día tenemos"; así de directo se muestra el director de la firma nipona en España, Frank Torres, sobre el futuro de los terrenos de Zona Franca, Sant Andreu y Montcada i Reixac. Cinco proyectos se disputan ser el recambio de la compañía asiática, que dejará de fabricar coches en Catalunya el próximo 31 de diciembre. Los cinco con proyectos diferentes, pero todos viables y con la garantía de que mantendrán los 1.600 empleos directos que actualmente mantiene Nissan en la provincia de Barcelona; según asegura Torres. 

El proceso de reindustrialización de Nissan encara estos días su recta final. Antes de acabar el mes de septiembre se reunirá la comisión formada por la automovilística, el Gobierno, la Generalitat y los sindicatos para escoger al o los candidatos finales con los que empezará a negociar formalmente el traspaso de los terrenos. En el proceso se han ido cayendo postulantes, de los 40 que llegaron a manifestar de manera explícita algún tipo de interés serio sobre los mismos. Nombres que sonaron con fuerza meses atrás, como el fabricante surcoreano de baterías LG Chem o la francesa Schneider Electric, se han caído con el tiempo.  

“Nissan ha colaborado no solo para aportar todo tipo de información, sino también candidatos. Algunos están hoy encima de la mesa. Hemos sido proactivos. Queríamos cerrar, pero con el menor impacto social posible”, reivindica Torres. Ahora la lista para el último cribado se reduce a cinco, según confirma Torres. Los nombres están todavía sujetos a contratos de confidencialidad y el responsable de Nissan no quiere entrar en detalles, por más que algunos ya hayan hecho pública su candidatura y el interés de otros haya acabado trascendiendo en los últimos meses. 

Cuatro fabricantes, un 'hub' y la logística

La empresa que ha ido más a cara descubierta ha sido el grupo belga Punch, que el pasado martes presentó en Barcelona y bastante al detalle la inversión de 650 millones de euros que pretende para Barcelona. Su idea es fabricar el modelo de ‘pick-up’ Navara de Nissan, primero a motor de combustión y a partir del 2024 con motor de hidrógeno. Para ello, y antes de entrar a competir, primero necesita que Nissan le ceda la propiedad intelectual del modelo. “Estamos convencidos que podremos encontrar soluciones beneficiosas para todas las partes”, afirma Torres. “También sobre los activos y la propiedad intelectual”, añade.

No es el único candidato que estaría interesando en traspasos de ese tipo. Otro (o más bien ‘otros’) que postula para asentarse donde Nissan es el ‘hub’ de movilidad; un conglomerado de empresas liderado por QEV Technologies, Btech y Ronn Motor Group han prometido invertir 1.000 millones de euros y generar 4.000 empleos directos, tal como hicieron público en un comunicado a finales de julio. Y la última de estas empresas, Ronn Motor, estaría interesada en una fórmula como la de Punch para fabricar modelos de Nissan, pero con sus motores de hidrógeno.

El tercer candidato es la empresa catalana Silence, especializada en motos eléctricas y que desde la primavera pasada tiene los terrenos de Nissan en su punto de mira; según avanzó EL PERIÓDICO. Silence quiere aumentar su catálogo fabricando un turismo eléctrico; aunque el volumen de producción que sondea no le darían para ocupar todos los terrenos que deja Nissan y solo estaría interesado en una parte.

Además de los proyectos que públicamente han manifestado su interés en los terrenos de Nissan, durante el verano entraron dos actores más a la partida; según explican diversas fuentes conocedoras. Son dos fabricantes de coches de origen asiático, con proyectos diferentes y uno de los cuales estaría más maduro que otro. Sobre este último ha habido ruido de cifras y fuentes conocedoras hablan de una propuesta con capacidad de producción de hasta 100.000 vehículos anuales. "Si introduces un vehículo que viene de China, por ejemplo, y te traes a los proveedores de China, los proveedores locales se quedan sin trabajo", alertaba el hombre fuerte de Punch para Barcelona, Andy Palmer

Salarios y proveedores

¿Cuántos empleos indirectos asegurará cada proyecto, teniendo en cuenta que Nissan sostenía unos 16.000 puestos de trabajo externos? ¿Serán compatibles los perfiles que tiene hoy Nissan en plantilla con los que pida la nueva o nuevas empresas que la sucedan? ¿Qué condiciones salariales ofrecerá cada candidato a los trabajadores? Estas son todavía incógnitas que sobrevuelan el proceso y que serán determinantes para la próxima fase de negociación que arrancará a partir de octubre. Cuando la comisión de reindustrialización –Nissan, Gobierno, Govern y sindicatos- deberán empezar a negociar el traspaso con uno o varios candidatos. Del paquete entero que ocupa hoy Nissan o dividirlo según la parte que le interese a cada candidato.

 

A estos cinco postulantes se añade uno adicional, que ha estado presente durante todo el proceso y sobre el que los sindicatos especialmente y la Administración, en menor medida, se han opuesto: un operador logístico. La obsesión de las centrales y la prioridad de los gobiernos durante este proceso ha sido no perder capacidades industriales y ahí una compañía dedicada al transporte y almacenaje de mercancías no encaja. Además de que el sector paga peores salarios que el automovilístico y la red de proveedores no es la misma. 

Pendientes de las ayudas públicas

Noticias relacionadas

“Ahora las empresas piden que se concrete el nivel de ayudas que [la Administración] puede ofrecer para cerrar sus candidaturas. Nos consta que los gobiernos lo están haciendo y nos consta que lo están haciendo vía fondos NextGeneration”, explica el director de Nissan-España. Un tema no menor entre los aspirantes y que condicionará las negociaciones. Punch, por ejemplo, ya avanzó que de los 650 millones que pretendía invertir, 50 millones serían directamente ayudas públicas y otros 100 millones a préstamo público. 

A preguntas de EL PERIÓDICO, el Ministerio de Industria todavía no ha convocado formalmente la mesa decisiva prevista para este mes. No obstante, esta tendrá lugar durante la última semana de septiembre y de ella saldrá el nombre de los finalistas y el detalle de sus proyectos de inversión. “Evidentemente habrá una negociación”, pero “Nissan está dispuesta y tiene voluntad de apoyar cualquiera de las opciones que la mesa decida”, concluye Torres.

Temas

Nissan Empleo