Créditos ICO

La patronal bancaria lamenta que la CNMC haga pública la apertura de expedientes sancionadores

  • El presidente de la AEB, José María Roldán, alega que ello provoca un "daño reputacional irrecuperable"

La patronal bancaria lamenta que la CNMC haga pública la apertura de expedientes sancionadores

EFE / PEDRO PUENTE HOYOS

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

ver +

El presidente de la patronal bancaria AEB, José María Roldán, ha lamentado este jueves que la normativa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) le lleve a hacer pública la identidad de las empresas a las que abre un expediente sancionador, como hizo la semana pasada con Santander, CaixaBank y Sabadell por la concesión de los créditos ICO. "Una reflexión personal: yo, como regulador que he sido (en el Banco de España), me siento tremendamente incómodo con hacer pública la apertura de expedientes sancionadores porque el daño reputacional que se produce, la pena de telediario que se produce, es irrecuperable. Le estás haciendo un daño al administrado que no vas a poder resarcir, pase lo que pase", ha mantenido

En unas jornadas de la APIE y UIMP, el máximo responsable de la asociación de los bancos tradicionales -de la que forman parte Santander y Sabadell, pero no CaixaBank- ha destacado que el sector concedió en torno a un millón de estos préstamos avalados por el Estado "en circunstancias extraordinarias, en unos momentos difíciles, en pocos meses" tras el estallido de la pandemia en marzo del año pasado. "Más allá de casos puntuales en momentos iniciales, estoy seguro de que los bancos han actuado bien y así se demostrará cuando se perfeccione dicho expediente", ha afirmado. Al tiempo, ha subrayado que el sector ha financiado a casi 700.000 empresas con unos 100.000 millones de euros a través de esa línea garantizada por el Estado, una cantidad similar a la ayuda que España pidió a Europa para la banca en 2012: "El año pasado no hubo que pedir un rescate europeo porque los bancos fueron capaces de fondear en pocos meses esa operativa". 

La CNMC investiga si las entidades obligaron a sus clientes a contratar otros productos a cambio de recibir la financiación, así como si utilizaron los préstamos para reestructurar deudas anteriores, dos prácticas expresamente prohibidas en esa línea de créditos garantizados por el Estado a través del ICO. El expediente se basa en menos de una treintena de denuncias (27 o 28, en función de la fuente consultada) presentadas ante el organismo supervisor contra estas entidades por diversos clientes, según informó este diario la semana pasada. Además, hay otras cinco denuncias en las que no se identifica la entidad afectada.

Buscando la "excelencia"

Noticias relacionadas

Roldán, por otra parte, ha mostrado un tono conciliador con el Gobierno, pese a las recientes críticas de este a los eres que están emprendiendo los bancos y las remuneraciones de sus altos directivos. "Tenemos que entender el entorno muy exigente en el que operamos, nada que quede por debajo de la excelencia va a ser suficiente, tenemos que hacer una reflexión de cómo podemos mejorar en todos los ámbitos", ha asegurado antes de negar que piense que la banca ha sido utilizada recurrentemente como chivo expiatorio por los distintos Ejecutivos de los últimos 20 años cuando ha habido problemas económicos, como aseguran en privado frecuentemente muchos banqueros.

El líder patronal, asimismo, se ha mostrado convencido de que las entidades financieras lograrán pactar sus eres, como es habitual en el sector, y ha confirmado que la AEB y la CECA (patronal de las antiguas cajas) preparan una especie de documento de buenas prácticas en distintas materias polémicas, si bien ha negado que sea para "responder a la presión". En el asunto que sí ha entrado más a fondo es en el de los salarios de los altos ejecutivos de la banca española. Así, ha defendido que no son más elevados que los de otras empresas del Ibex 35 y de otros bancos europeos y ha defendido que "es en el contexto de las juntas de accionistas donde se tienen que discutir estas cosas", si bien ha admitido que "probablemente todavía desde el punto de vista de esa excelencia hay cosas por hacer".