Créditos ICO

El expediente de la CNMC a los bancos se basa en menos de 30 denuncias

  • Las entidades lo consideran un ataque injusto a su reputación después de que el sector haya concedido más de un millón de créditos garantizados

  • El organismo de competencia alega que con que haya un solo caso es suficiente para abrir un procedimiento sancionador si hay pruebas suficientes

  • El Banco de España percibió un "cumplimiento significativo de las condiciones" de los avales aunque hubiera "margen de mejora" en los controles

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid.

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid. / EFE

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

ver +
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El expediente que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció el miércoles que ha abierto a Santander, CaixaBank (también a Bankia, pero ahora está integrada en la entidad catalana) y Sabadell por los créditos a empresas con aval público del ICO se basa en menos de una treintena de denuncias (27 o 28, en función de la fuente consultada) presentadas ante el organismo supervisor contra estas entidades por diversos clientes, según ha podido confirmar EL PERIÓDICO. Además, hay otras cinco denuncias en las que no se identifica la entidad afectada. El dato ha sorprendido e indignado a los bancos, ya que se trata de una cantidad muy pequeña respecto a los 1.078.023 préstamos garantizados por el Estado otorgados por el conjunto del sector desde marzo del año pasado hasta el pasado 2 de junio. 

Fuentes de la CNMC han defendido que con que se produzca una sola operación irregular es suficiente para abrir un expediente. Según han explicado, el organismo comenzó a recibir denuncias en el buzón habilitado para ese fin (covid.competencia@cnmc.es) desde poco después de que el Gobierno aprobase la línea de avales y ha abierto el procedimiento solo en base a los casos en que ha encontrado pruebas suficientes para ello. Ahora, han precisado, es el turno de que los bancos presenten nuevas pruebas y alegaciones y, como es habitual, se tendrá en cuenta si muestran su disposición a enmendar los casos detectados. La institución, han recordado, tiene hasta 18 meses para instruir el expediente, su apertura no prejuzga el resultado y, si las entidades son absueltas, también se hará público.

La banca considera que es un castigo excesivo a su reputación tras el esfuerzo que realizó en pleno confinamiento por desplegar los créditos ICO para apoyar a empresas y autónomos. Desde un primer momento, el sector ha defendido que en ningún caso se emitieron directrices generales para incumplir las condiciones fijadas por el Gobierno para los créditos ICO y que los casos que pudieron producirse fueron minoritarios y se debieron a la iniciativa particular de algunos de sus decenas de miles de empleados de las oficinas. Para sustentarlo, las entidades se amparan en una inspección que realizó el Banco de España al respecto a todo el sector a partir de una muestra de 60 operaciones de cada banco. 

Sombra política

Los supervisores del organismo comunicaron a las entidades el balance final de su investigación a mediados de febrero. "Los resultados obtenidos, considerando lo limitado de la muestra realizada, parecen indicar que se ha producido un cumplimiento significativo de las condiciones establecidas, si bien las incidencias detectadas muestran un margen de mejora en los procedimientos de control establecidos", se recoge en las cartas que enviaron, según ha podido constatar este diario. El Banco de España, así, consideró que la mayoría de las operaciones analizadas se ajustaban a los requisitos de los avales y solo encontró una minoría que no, por lo que instó a las entidades a mejorar sus procesos, pero no les sancionó por ello

Noticias relacionadas

La CNMC investiga principalmente si los bancos obligaron a sus clientes a contratar otros productos a cambio de recibir la financiación (básicamente seguros de vida o de protección de pagos), así como si utilizaron los préstamos para reestructurar deudas anteriores, dos prácticas expresamente prohibidas en la línea de créditos garantizados. Las entidades alegan que los posibles problemas se produjeron por la demora entre que se aprobó la línea de avales y se fijaron las condiciones de la misma, pero que en cuanto el ICO lo prohibió expresamente, los bancos ordenaron a sus redes comerciales cumplir la nueva normativa y ofrecieron a los clientes soluciones para enmendar los problemas que ya se hubieran producido.

Las entidades también consideran extraño que sea la CNMC la que haya abierto un expediente sobre un asunto que entienden que es competencia del Banco de España como supervisor de la conducta del sector. En la banca se cree ver detrás de ello la sombra del Gobierno, después de que este le haya puesto en la diana en las últimas semanas por cuestiones como los eres y los sueldos de los banqueros