Medidas por la pandemia

El Gobierno cubrirá hasta 10 millones en costes a empresas a través de las autonomías

  • Las ayudas beneficiarán a compañías que hayan perdido al menos el 30% de su facturación respecto al 2019

  • El porcentaje de costes máximo subvencionable será del 70% en general y del 90% en las firmas más pequeñas

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, en una imagen de archivo.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, en una imagen de archivo. / EUROPA PRESS / R. RUBIO

Se lee en minutos

El Gobierno ha decidido finalmente cubrir parte de los costes fijos (como alquileres y suministros) de empresas viables en problemas por la pandemia a través de las comunidades autónomas, una posibilidad adelantada el miércoles por este diario. La Comisión Europea aprobó el pasado 22 de febrero la ampliación del marco español de ayudas de Estado y en el mismo se recoge que el Ejecutivo se ha comprometido a que la "ayuda global no superará los 10 millones de euros" por compañía, como exige Bruselas.

Ese será por tanto el límite máximo de ayudas directas para costes que podrá recibir cada empresa del plan de 11.000 millones que Pedro Sánchez anunció la semana pasada, si bien las que ya hayan percibido apoyos de sus gobiernos autonómicos o ayuntamientos podrán obtener como máximo la diferencia entre lo que ya hayan ingresado y los 10 millones, ya que el límite se aplica al conjunto de ayudas públicas.

"La ayuda se otorgará en forma de subvenciones directas, ventajas fiscales y de pago, anticipos reembolsables, garantías, préstamos y capital social, siempre que el valor nominal total de tales medidas permanezca por debajo del límite global de 10 millones de euros por empresa. Todas las cifras utilizadas deben ser brutas, es decir, antes de deducción de impuestos u otros cargos", recoge el documento de la Comisión Europea, que destaca que las compañías que ya tuvieran problemas al cierre del 2019 no podrán beneficiarse de los nuevos apoyos. 

Las ayudas se podrán conceder hasta el 31 de diciembre y podrán financiar los costes fijos no cubiertos por los resultados de las compañías entre el 1 de marzo del año pasado y el final de 2021. Las podrán recibir las empresas que hayan sufrido una caída de su volumen de negocio de al menos el 30% en 2020 o 2021 en comparación con el mismo periodo de 2019. La ayuda no podrá cubrir más del 70% de los costes fijos de la firma, salvo que sean micro o pequeñas empresas, en cuyo caso el límite será del 90%. Las pérdidas en el resultado final serán considerados costes fijos y los apoyos se podrán conceder según las pérdidas previstas en el futuro, si bien habrá que devolver las cantidades excedentes si los números rojos finales son menores de los esperados.

Ayudas de capital

Estas ayudas directas, junto con los fondos que se destinarán a convertir parte de los créditos bancarios con aval público del ICO en instrumentos de capital, serán las dos grandes partidas del plan de 11.000 millones. El paquete también incluirá apoyos de capital a empresas medianas no vinculados a los préstamos ICO. La partida que se destinará a este fin será menos relevante que las que se dedicarán a los otros dos fondos, ya que la medida está concebida como una tercera línea de apoyo para cuando las ayudas directas y la reestructuración de créditos no hayan sido suficientes. Se instrumentará a través de Cofides, según ha informado 'El País', empresa controlada por Ministerio de Industria, participada por Santander, BBVA y Sabadell, y dedicada a promover la inversión en países en desarrollo y la internacionalización de empresas españolas.

Te puede interesar

Como adelantó EL PERIÓDICO, el Ejecutivo tiene previsto aprobar el plan en su reunión del próximo martes, salvo retraso que hoy por hoy se considera poco probable. El proyecto ya ha pasado por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y este viernes ha sido analizado por la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, el órgano que prepara los asuntos que se debatirán y aprobarán en las reuniones del Consejo de Ministros.

Conjuntamente con el plan, el Gobierno tiene previsto aprobar la ampliación de la moratoria de los concursos de acreedores forzosos más allá del 14 de marzo, como informó este diario hace dos semanas. Lo que irá para un Consejo de Ministros posterior será el marco de reestructuración de los créditos ICO, que en principio se articulará a través de un código de buenas prácticas que asumirán las entidades y en el que las quitas en la deuda serán finalmente limitadas y utilizadas como último recurso. Dicho marco será el que vehiculará las conversiones de deuda en capital previstas en el plan de los 11.000 millones.