Polémica institucional

Los agentes sociales se vuelven a aliar contra la regulación catalana de las cámaras

Foment, Pimec, UGT y CCOO alertan con posibles "acciones legales" si prospera una proposición de ley de JxCat y ERC

La sede de la Cámara de Comercio de Barcelona, en el edificio de la Llotja.

La sede de la Cámara de Comercio de Barcelona, en el edificio de la Llotja. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos

Otra vez. Las patronales Foment del Treball Pimec y los sindicatos CCOO UGT se han vuelto a aliar contra el nuevo intento de garantizar a las cámaras de comercio catalanas financiación pública y una representatividad institucional que corresponde a los agentes sociales.

Al igual que el verano pasado, tras conocerse un proyecto de ley en este sentido que quedó congelado, los agentes sociales reclaman ahora a los grupos parlamentarios que "reconsideren la tramitación y validación por lectura única" de esta nueva norma que han presentado en el Parlament JxCat y ERC, como adelantó EL PERIÓDICO.

El nuevo intento, en esta ocasión mediante un sistema de lectura única, que sortea el trámite de enmiendas y permite validar el proyecto con la votación en pleno, donde las dos fuerzas tienen mayoría, ha generado un gran revuelo. Las reacciones en privado son mucho más airadas que las que recoge un comunicado conjunto de las patronales y los sindicatos.

Mayoría independentista 

Desde el ámbito empresarial y sindical se considera que con este proyecto, iniciado bajo la presidencia de Quim Torra, se trata de reforzar especialmente a la Cambra de Barcelona, la de más peso y controlada por una mayoría independentista. Esta está presidida por Joan Canadell, destacado puigdemontista que no ha ocultado sus anhelos de intervenir en política y que también encabeza el Consell de Cambres, otra entidad a la que se le otorga representatividad en la proposición de ley de los socios del Govern.         

Los agentes sociales afirman que su objetivo es evitar las "acciones legales que se puedan derivar". En un comunicado conjunto, los principales agentes sociales catalanes reaccionan unidos ante la proposición de ley quer replica lo incluido en el proyecto de ley que los agentes sociales creyeron haber podido frenar el verano pasado después de un tira y afloja con Canadell y la Administración catalana.

"Sindicatos y patronales quieren evitar las acciones legales que se puedan derivar, así como los conflictos institucionales que se podrían producir si la ley fuera validada, tal como está planteada", subrayan, dejando así claro que no permanecerán pasivos ante la hipotética aprobación de esta proposición de ley.

Régimen jurídico

Sindicatos y patronales están convencidos de que el régimen jurídico básico de las cámaras, que son corporaciones de derecho público, "las inhabilita para asumir la representación y el liderazgo del mundo empresarial", y añaden también que el legislador catalán tampoco puede atribuirles dichas funciones.

Te puede interesar

Los agentes sociales argumentan que así lo avalan tanto pronunciamientos del Tribunal Constitucional como del Consell Consultiu, e insisten en que lo previsto en esa proposición de ley "constituye una clara vulneración del rol que la Constitución atribuye" a patronales y sindicatos, y también contraviene lo establecido en el Estatut.

Asimismo, insisten en que el rol atribuido que tienen las cámaras de comercio es meramente administrativo y en ningún caso representativo.