Pandemia

El BCE ve una recaída del PIB en la eurozona en el cuarto trimestre

La Comisión Europea ha anticipado un retroceso del 0,1% para la zona euro y del 0,2% para España

Las medidas adoptadas por los Gobiernos para frenar los contagios harán caer el PIB

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos. 

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.  / EFE/ Stephanie Lecocq (EPA)

Se lee en minutos

Rosa María Sánchez

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, avisó este viernes de que el crecimiento de la economía de la eurozona volverá a ser negativo en el cuarto trimestre como consecuencia de las nuevas restricciones a la actividad impuestas por los Gobiernos en las últimas semanas para hacer frente a la nueva oleada de la pandemia.

Así lo admitió el vicepresidente en una entrevista en Antena 3, tras considerar "adecuada" la previsión anticipada este jueves por la Comisión Europea, que incluye una caída del PIB de la zona euro del 0,1% en el cuarto trimestre, tras el sorprendente repunte del 10% que se registró en el tercero. "Es una proyección adecuada, yo diría incluso que prudente. El crecimiento va a ser negativo otra vez", como lo fue en la primera mitad del año, anticipó De Guindos.

La semana pasada, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ya dio por seguro que el crecimiento del cuarto trimestre frente al tercero será inferior al 3,1% previsto hace meses por el BCE, e incluso no descartó que pueda llegar a ser negativo.

La Comisión Europea rebajó este jueves sus previsiones de crecimiento para el 2020 y el 2021 como consecuencia de los nuevos rebrotes del virus. 

En el caso de España, las previones de otoño elevan al 12,4% la caída del PIB prevista para este año (frente al -9,4% previsto en la primavera), con un crecimiento del PIB del 5,4% en el 2021 (frente al 7% preisto en mayo). Para el cuarto trimestre de ese año, la CE prevé un retroceso del 0,2% en la economía española. Bruselas prevé un cuarto trimestre negativo para diez de los 19 países de la eurozona, si bien adelanta que el crecimiento volverá de forma gradual a partir del primer trimestre del 2021 para el conjunto de la UEM.

Los datos que forman parte del informe de otoño de la Comisión Europea fueron recopilados hasta el 22 de octubre. Por eso, en el caso de España, no recogen el sorprendente repunte que obtuvo la economía en el tercer trimestre (del 16,7%%), según el dato que publicó el INE el día 30 de octubre. Este es el argumento al que se acogieron los representantes del Gobierno este jueves para restar gravedad al empeoramiento de las previsiones de la CE sobre España para el conjunto del 2020. No se detuvieron, sin embargo, en el detalle de la caída del 0,2 pronosticada por la CE para el cuarto trimestre que, el jueves, pasó prácticamente inadvertida. 

Te puede interesar

En una entrevista en EL PERIÓDICO este mismos lunes, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño se refirió así a la posibilidad de que el PIB español pudiera volver al terreno negativo en el cuarto trimestre, tras haber crecido el 16,7% en el tercero: "Los datos conocidos muestran la fuerte reactivación de la economía y el empleo durante el tercer trimestre. En un contexto marcado por los rebrotes, como los que hubo en Catalunya durante el verano, y también por la ausencia de turismo internacional, la economía española creció un 16,7%, se crearon casi 570.000 empleos y salieron más de un 80% de los trabajadores en ERTE. Contamos, por tanto, con una buena base para la recuperación económica. En octubre la reactivación ha continuado, pero estamos en un momento de alta incertidumbre, tanto a nivel europeo como global".

Según la vicepresidenta, "hay que actuar coordinadamente en España y Europa para atajar la pandemia y mantener el apoyo al tejido productivo, al empleo y a las rentas familiares. Así se podrá mantener la senda de recuperación en el cuarto trimestre, aunque naturalmente a menor ritmo que en el tercero por el efecto base, y tener un crecimiento intenso en 2021"