Falsos autónomos

Macrojuicio de 741 'riders' de Deliveroo en Barcelona

La Seguridad Social defiende que los repartidores de la app operan como falsos autónomos y reclama 1,3 millones de euros a la compañía

Logo de l’empresa de repartiment de menjar a domicili Deliveroo.

Logo de l’empresa de repartiment de menjar a domicili Deliveroo. / Ferran Sendra (El Periódico)

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto

El juzgado de lo social número 24 de Barcelona ha celebrado este martes un macrojuicio para dictaminar si 741 repartidores de Deliveroo operaban como falsos autónomos. La Seguridad Social ha defendido este martes ante los tribunales las actuaciones de Inspección de Trabajo contra el modelo laboral de la app de reparto y sus presuntas irregularidades. La 'policia laboral' levantó acta hace ya dos años y requirió a Deliveroo el pago de 1,3 millones de euros en concepto de cotizaciones atrasadas; tal como han precisado fuentes sindicales consultadas. A las puertas del arranque de las negociaciones para redactar una nueva ley del trabajo de plataformas en España, las causas abiertas contra las apps de reparto siguen su curso. 

La más alta judicatura en España, el Tribunal Supremo, ya se ha pronunciado en relación al modelo laboral con el que, con matices, trabajan las plataformas de reparto. Fue hace menos de un mes y concretamente sobre un repartidor de la empresa Glovo. Veredicto: son falsos autónomos. No obstante, y pese a la jurisprudencia, todavía el alto tribunal no se ha pronunciado sobre todas las apps del mercado y tiene aún pendiente hacerlo sobre una causa relativa a Deliveroo que ya tiene en trámite pero sobre la que no ha dictado sentencia.

Mientras tanto, los múltiples juicios que sí tienen fecha fijada siguen su curso. Este martes ha sido el turno de Barcelona, la primera ciudad en la que Inspección de Trabajo levantó acta, pero con dilatada tardanza en llegar a juicio. Pues la denuncia, interpuesta por RidersXDerechos, el sindicato IAC, y con la asesoría del Col·lectiu Ronda, está fechada del 2017 y las actuaciones están cerradas desde el 2018. En dicha actuación Inspección de Trabajo dictaminó que los riders de Deliveroo eran falsos autónomos. Al igual que hizo posteriormente en Madrid, donde ya ha habido juicio y el TSJM ya se ha pronunciado: son falsos autónomos. En aquella ocasión la causa involucraba 532 repartidores; en Barcelona se ha superado dicha cifra, con un total de 742.

Noticias relacionadas

El de Barcelona es el juicio más grande en el que se ve involucrada la compañía en toda España. No es el único, aunque hasta la fecha se ha impuesto la tesis de que son falsos autónomos. "Si los riders fueran reclasificados como "empleados", perderían esta libertad de la que disfrutan actualmente, teniendo que atenerse a horarios fijos preestablecidos por la compañía. [...] Desde Deliveroo llevamos tiempo reclamando una solución legislativa que permita a las empresas ofrecer a los riders más beneficios, sin poner en peligro la flexibilidad que actualmente tienen y que tanto valoran", ha afirmado la empresa en un comunicado. 

Este miércoles está previsto que el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos comiencen a perfilar la nueva ley del trabajo en plataformas o Ley Rider. Y una de las bazas que pretende jugar la CEOE es plantear una figura intermedia entre la protección social de un actual autónomo y el coste empresarial que supone un asalariado. Una hipótesis que inquieta a las asociaciones de 'riders' prolaboralidad, como RidersXDerechos, pues temen que el Gobierno acabe comprando esa idea para tratar de hallar un consenso entre las partes.