La crisis del turismo

Las pernoctaciones hoteleras se desploman un 64% en agosto

Cantabria y Asturias fueron las comunidades con mayor grado de ocupación

Turistas en el centro de València, este verano.

Turistas en el centro de València, este verano. / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

Sara Ledo

Agosto es el mes por antonomasia del turismo en España. Cuando más turistas extranjeros llegan y más españoles se van de vacaciones. Pero la crisis del coronavirus ha provocado un nuevo récord a la baja para este sector en España al registrar 16,8 millones de pernoctaciones hoteleras en el mes central del verano. El año pasado fueron 47 millones. Es decir, la caída asciende al 64,3%, según las cifras publicadas este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El número de viajeros que se hospedaron en establecimientos hoteleros también se hundió, un 54,8%. La mayoría de los visitantes a los hoteles fueron españoles: 4,6 millones, mientras los no residentes se situaron en 1,2 millones, algo poco habitual, fruto de las restricciones impuestas desde otros países europeos a quienes viajasen a España, sobre todo, la cuarentena de Gran Bretaña.  

Pero no todo son malas noticias, la actividad hotelera creció en agosto respecto a julio con ligeros aumentos tanto en el número de pernoctaciones (en julio la caída fue de 73,4%) y del número de viajeros (en julio un 74,3% menos). Si bien, en el conjunto de los dos meses, las pernoctaciones cedieron un 68,6% respecto al mismo bimestre de 2019, con un desplome de los no residentes (84,5% menos que en 2019). Los residentes registraron una caída del 41,3%.

Un verano negro que antecede a lo que será el peor año para el turismo español a las puertas de un otoño-invierno que no tiene visos de mejora. En los ocho primeros meses de 2020 se han producido 72,4 millones de pernoctaciones, un 69,8% menos que en el mismo período de 2019.

Más establecimientos abiertos

Te puede interesar

Esta ligera mejora en las cifras respecto al mes de julio se nota también en la apertura de los establecimientos. Según el INE, en agosto había 13.008 hoteles abiertos en España, frente a los 12.068 de julio, aunque un 23,2% menos que en el mismo periodo del año pasado. En total, 1,19 millones de plazas ofertadas, de las que se cubrieron el 44,2%, casi la mitad que el año anterior. El grado de ocupación por plazas en fin de semana se reduce un 39,5% y se sitúa en el 47%.

Andalucía, Catalunya e Illes Balears fueron los destinos principales elegidos por los viajeros en España en agosto, aunque con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del –53,0%, –68,9% y –80,2%, respectivamente, respecto al año anterior. Sin embargo, Cantabria (70,6%) y el Principado de Asturias (68,2%) fueron las comunidades autónomas con mayor grado de ocupación hotelera. En concreto, los hoteles de Colunga y Ribadesella (Principado de Asturias), Suances (Cantabria) y Broto (Huesca) fueron los puntos turísticos que registraron ocupaciones más altas, por encima del 80%.