30 sep 2020

Ir a contenido

EVOLUCIÓN DEL MERCADO LABORAL

El empleo crece tras el confinamiento con 161.217 nuevos afiliados en julio

La afiliación crece por tercer mes consecutivo y registra su mayor subida desde el año 2005

El paro se redujo en 89.849 personas, la primera reducción tras el covid y la mayor caída en un mes de julio desde 1997

Sara Ledo

El paro baja en julio en 89.849 personas, su mayor caída en este mes desde 1997. En la foto, una camarera atiende en una terraza de Madrid. / FOTO Y VÍDEO: EUROPA PRESS

El empleo deja atrás los peores meses de su historia tras la reactivación de la actividad y los duros meses de confinamiento con 161.217 nuevos afiliados de media en el mes de julio. Es el tercer mes consecutivo en que el sistema suma ocupados después del impacto de la pandemia y la mayor subida desde el año 2005. Además, se redujo el número de desempleados, en 89.949 personas, por primera vez tras el covid. Ha sido la mayor caída del desempleo desde 1997, según datos publicados este martes por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

Estos datos, igual que ocurrió en marzo, abril, mayo y junio, no incluyen a los trabajadores sujetos a un expediente de regulación temporal de empleo (erte) que llegaron a alcanzar en el momento más duro de la pandemia (abril) los 3,4 millones de personas. Al cierre de julio, dos de cada tres personas incluidas en erte durante el covid habían salido de esta situación hasta situarse en 1,18 millones de trabajadores en erte (712.000 menos que en junio) de los que 932.609 son ertes por fuerza mayor.

De los 950.000 empleos perdidos desde mediados de marzo por la crisis, se han recuperado el 40% (380.000). No obstante, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se sitúa todavía en 18,78 millones de personas, lejos de los 19,25 millones de afiliados registrados en el mes de febrero, antes de que se iniciase la pandemia, y de los 19,5 millones que había en julio del año pasado. En los últimos 12 meses el sistema ha perdido 747.656 afiliados.

El inicio del verano ha supuesto un revulsivo para la actividad económica tras la parálisis con un crecimiento de la afiliación en todos los sectores, menos en Educación que pierde 82.789 afiliados coincidiendo con el final del curso escolar. Así, las ramas de actividad más estacionales, como son la hostelería (66.924 afiliados más), sanidad (43.133) y el comercio (40.816), han crecido este mes de julio, aunque lo hacen desde niveles anormalmente bajos. Estas nuevas afiliaciones se producen en julio porque no se han podido realizar contrataciones en los meses previos de cara a la temporada estival. 

Durante el mes de julio se han firmado 1,53 millones de contratos, el doble que en abril, una cifra que refleja –a juicio de Trabajo-- la vuelta a la actividad, aunque 9 de cada 10 contratos fue temporal y solo un 9,2% fue indefinido. "Esta cifra vuelve a poner de manifiesto la necesidad de reformas en el mercado de trabajo que da lugar a esta formula permanente de contratación laboral precaria", aseguró el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, durante la rueda de prensa para explicar los datos de afiliación y paro.

El paro ha bajado en 89.849 desempleados en julio (-2,33%), el primer retroceso desde el inicio de la pandemia, hasta un total de 3,77 millones de parados. Además, se ha reducido el paro registrado en mujeres y jóvenes, dos de los colectivos más afectados por la crisis, por primera vez desde que llegó el covid. En julio, había 38.332 paradas menos y el número de desempleados menores de 25 años se redujo en 21.794 personas. 

El número de parados desciende en todos los sectores salvo en la agricultura que suma 11.108 desempleados por la finalización de algunas campañas relevantes en el sector. En concreto, se reduce "de manera notable" en el sector servicios, el que más ha sufrido la hibernación de la economía, con 84.563 (-3,09%) personas menos; en industria, con 9.444 (-2,96%) parados menos, en la construcción con 6.556 (-2,15%) personas menos y en el colectivo sin empleo anterior con 394 (-0,13%) parados menos. 

Importante descenso en Catalunya

En Catalunya, el paro ha bajado en 15.670 personas (-3,23%) hasta los 469.349 desempleados,  disminuyendo por primera vez desde el inicio de la crisis, después de meses de subidas --del 5,52% en marzo; 12,17% en abril; 3,28% en mayo y 0,39% en junio--, y el número total de desempleados se ha situado en los 469.349. 

Según ha informado el Ministerio de Trabajo, el paro ha bajado en 14 comunidades autónomas, a excepción de Madrid, Murcia, La Rioja y Ceuta "Buena parte de la destrucción de empleo con el covid se produjo en sectores relacionados con turismo y hostelería y eso hace que en algunas zonas la destrucción fuera más intensa y la recuperación sea más rápida, aunque desde un nivel más bajo", ha explicado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo. Catalunya ha sido una de las que ha registrado una disminución mayor, después de Andalucía (-21.901) y la Comunitat Valenciana (-21.782).