15 ago 2020

Ir a contenido

Confinamiento

La Generalitat manda a casa a los funcionarios residentes en L'Hospitalet y el Segrià

La 'conselleria' de Administració Pública activa el teletrabajo a jornada completa para los empleados públicos residentes o con puesto en los focos de los rebrotes

Gabriel Ubieto

Funcionarios trabajando en Barcelona en una imagen de archivo

Funcionarios trabajando en Barcelona en una imagen de archivo / Ricard Cugat

La Generalitat ha mandado a trabajar desde casa a los empleados públicos residentes o con puesto en L'Hospitalet de Llobregat y la comarca del Segrià. La administración pública catalana ha extendido al 100% de jornada el teletrabajo para minimizar riesgos de contagios, ante los nuevos rebrotes. Así lo ha hecho público en un comunicado la 'conselleria' de Polítiques Digitals i Administració Pública, que remite a las condiciones de la fase 0 a los funcionarios y trabajadores del personal laboral con vinculación a dichos territorios.

La orden de la 'conselleria' afecta al personal de la Generalitat que tenga su residencia habitual o que preste servicios en los centros de trabajo de la ciudad de Lleida y los municipios de Alcarràs, Aitona, la Granja d’Escarp, Seròs, Soses y Torres de Segre (Segrià), y los que vivan o trabajen en los barrios de la Torrassa, la Florida y Collblanc de L'Hospitalet de Llobregat. Para estos el departamento liderado por Jordi Puigneró ha designado el teletrabajo com modalidad preferente para la prestación de servicios. Es decir, solo podrán personarse en su puesto de trabajo aquellos funcionarios afectados por la medida y que no puedan desempeñar sus funciones a distancia.