07 ago 2020

Ir a contenido

TRAS EL CIERRE DE FÁBRICAS

Nissan mantendrá el almacén de recambios de El Prat de Llobregat

El fabricante japonés de automóviles, como parte de su nuevo plan estratégico a medio plazo, anunció el pasado 28 de mayo su intención de cerrar sus plantas en Barcelona

Empresa y sindicatos iniciacián la negociación el próximo 30 de junio, y el centro de El Prat mantendrá los 110 puestos de trabajo que tenia en la actualidad antes del anuncio

Xavier Pérez / Gabriel Ubieto

Trabajadores de Nissan protestan por el cierre de la planta de la Zona Franca, ante un concesionario de la marca en Granollers.

Trabajadores de Nissan protestan por el cierre de la planta de la Zona Franca, ante un concesionario de la marca en Granollers. / GETTY IMAGES / DAVID RAMOS

La empresa Nissan Motor Ibérica ha comunicado hoy al Comité de Empresa que el Centro de Recambios ubicado en El Prat de Llobregat seguirá funcionando y que finalmente no entrará dentro de la operación de cierre que la compañía decidió a finales de mayo.

La instalación, que justo hace un año estaba considerando su ampliación, ha sido considerada como estratégica para dar cobertura a toda la zona del sur del Mediterráneo. Según fuentes de la compañía, a 31 de marzo estaban empleados en el centro de El Prat un total de 110 trabajadores, por lo que mantendrán su puesto de cara al futuro.

El responsable de llevar a cabo la negociación para el cese de actividad de las plantas de Nissan en Catalunya, Frank Torres, ha sido en encargado de dar la noticia a los representantes sindicales, a quienes también ha informado que «de acuerdo con la legislación, la compañía comenzará dentro de una semana, el próximo día 30, el proceso de consulta con el Comité designado por los Comités de Empresa locales» para acometer de forma definitiva la intención de cerrar la fábrica de la Zona Franca y los centros de Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, a partir de diciembre de 2020. De este modo, el comité dispone, como explicita la ley, de una semana para elegir a sus representantes.

Desde Nissan han recalcado que «la voluntad es establecer un diálogo abierto con todas las partes con el fin de establecer una mesa de negociación en la que encontar puntos de acuerdo que permitan avanzar en este proceso». No obstante, fuentes sindicales apuntaban que la instalación de El Prat no estaba en riesgo de desaparición y que dar esa noticia parece más una maniobra de maquillaje por parte de la empresa.

El cierre de las plantas catalanas de la compañía se enmarca en una decisión, a nivel mundial, de Nissan Motor Company en la que la automovilística ha comunicado una reducción de cerca de 20.000 empleos, lo que supone un 15% del total de la plantilla. La clausura de las fábricas catalanas supondrá el recorte de los cerca de 3.000 puestos de trabajo directos .