30 may 2020

Ir a contenido

portazo a la mesa de diálogo social

La CEOE rompe con el Gobierno por el pacto para derogar la reforma laboral

La patronal critica el acuerdo con Bildu: "Es de una irresponsabilidad mayúscula y tendrá consecuencias incalculables"

El Periódico

El Presidente de la CEOE Antonio Garamendi, en una imagen de archivo. 

El Presidente de la CEOE Antonio Garamendi, en una imagen de archivo.  / DAVID CASTRO

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales ha respondido este mismo jueves al acuerdo alcanzado entre PSOE, Podemos y Bildu para derogar la reforma laboral, y ha suspendido su presencial en las mesas de diálogo social. El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ha reclamado también "una explicación" al Gobierno de Sánchez, tras tachar de "auténtico dislate" y de "irresponsabilidad mayúscula" que puede tener "consecuencias incalculables" el pacto. 

CEOE y Cepyme ya habían expresado su "rotundo" rechazo, al igual que Foment del Treball, y Garamendi ha recalcado que le parece "muy grave lo firmado" para justificar su movimiento. "Ha cogido por sorpresa a empresarios y sindicatos", ha subrayado, antes de sostener que Moncloa "tendrá que aclarar muy bien lo que significa".

De momento, la patronal no asistirá a la reunión de diálogo social convocada para esta tarde con el Ministerio de Seguridad Social para abordar el ingreso mínimo vital. "Primero nos tendrán que explicar qué significa esto", advierte.

Para Garamendi, tras cuarenta años sentándose a la mesa "a dialogar con lealtad", no tiene sentido sentarse ahora "con las cartas marcadas".  "Si el menú del día está preparado, que lo lleven", ha zanjado.

Rechazo de la empresa familiar

El Instituto de la Empresa Familiar ha rechazado este jueves el acuerdo para derogar la reforma laboral de 2012 porque, a su juicio, "tendría unos efectos muy negativos para el empleo y la recuperación económica".

En un comunicado, la empresa familiar añade que le resulta "incomprensible" que esta cuestión se haya negociado "a espaldas de los agentes sociales y de las empresas", especialmente después de las muestras de "responsabilidad, compromiso y capacidad" mostradas por las empresas para salvar el empleo durante la pandemia que "ha sumido ya a nuestro país en una profunda crisis económica"

Para la asociación, los cambios en las relaciones laborales deben ser resultado de un acuerdo político y social y plantearse a largo plazo porque "no puede ser una moneda de cambio para facilitar la votación de un acuerdo puntual en el Congreso".

Posición sindical

Por la parte sindical, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha pedido a la CEOE "mesura" para continuar en la senda del diálogo y ha calificado de "música de la mala" el acuerdo, por incluir un asunto que debería pasar por la mesa de negociación que se abrió a principios de año para abordar la reforma laboral y que ahora está "hibernada" con todos los esfuerzos centrados en las medidas por el covid-19.

"Sería bueno huir de voluntarismos y retomar la agenda para la derogación de la reforma laboral que fue interrumpida por la crisis sanitaria, contando con el marco de diálogo social y sabiendo que se requiere una mayoría parlamentaria para hacerlo", ha dicho el secretario general de CCOO, Unai Sordo, que ha recordado que además hay que poner en pie toda una legislación que recoja los cambios del mercado laboral.