01 oct 2020

Ir a contenido

macroeconomía

El déficit público escaló en 2019 al 2,7% del PIB tras subir en más de 2.700 millones

El Ejecutivo esperaba haber podido reducir el déficit del 2,5% del PIB registrado en 2018 al 2% en 2019

Europa Press

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, conversan al oído tras el Consejo de Ministros del 11 de febrero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, conversan al oído tras el Consejo de Ministros del 11 de febrero. / EFE / Juan Carlos Hidalgo

El déficit del conjunto de las administraciones públicas se situó el año pasado en 33.223 millones de euros, cifra un 8,9% superior a la del ejercicio anterior (30.495 millones de euros). Estos 33.223 millones de euros equivalen al 2,7% del PIB, dos décimas más que el desajuste registrado el año anterior (2,5% del PIB).

Así se desprende de los datos de las Cuentras Trimestrales no Financieras de los sectores institucionales correspondientes al cuarto trimestre de 2019 publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Ejecutivo esperaba haber podido reducir el déficit del 2,5% del PIB registrado en 2018 al 2% en 2019, frente a la imposibilidad de cumplir la meta oficial aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que estipulaba un 1,3% del PIB para 2019, un 0,5% en 2020 y estabilidad presupuestaria ya en 2021.

La nueva senda de estabilidad presupuestaria aprobada por el Gobierno, y validada en febrero por el Congreso y definitivamente por el Senado en marzo, fija unos objetivos de déficit público del 1,8% del PIB este año, del 1,5% en 2021, del 1,2% en 2022 y del 0,9% en 2023, con lo que se relajan las metas en vigor del Gobierno del PP, que establecía un 0,5% para este año y estabilidad presupuestaria desde 2021.

Por administraciones

Por administraciones, establece para este año una meta del 0,5% del PIB para el Estado, del 1,1% a la Seguridad Social y dos décimas para las comunidades autónomas, frente al equilibrio presupuestario de los entes locales.

En cuanto a la deuda pública, tras cerrar 2019 en el 95,5% del PIB, cuatro décimas por debajo de la meta que se había marcado el Ejecutivo, ha fijado un objetivo del 94,6% para este año. 

De acuerdo con los datos del INE, las administraciones públicas registraron entre octubre y diciembre del año pasado un déficit de 16.082 millones de euros, cifra un 1,1% superior a los 15.903 millones de euros del cuarto trimestre de 2018.

Descontando los efectos estacionales y de calendario, el déficit público alcanzó en el cuarto trimestre de 2019 el 2,5% del PIB, empeorando tres décimas el resultado del trimestre anterior.

La renta disponible bruta de las administraciones públicas se situó en 53.627 millones de euros en el cuarto trimestre de 2019, un 1,3% más que en el mismo periodo de 2018. Su gasto en consumo final se incrementó un 4,3%, hasta los 64.773 millones de euros, con lo que el ahorro bruto del sector fue negativo (-11.146 millones frente a los -9.181 millones del cuarto trimestre de 2018).

El INE estima que la inversión de las administraciones públicas retrocedió un 9,7% en el último trimestre del año pasado, hasta los 6.462 millones de euros.