12 jul 2020

Ir a contenido

EFECTOS DEL CORONAVIRUS

Pimec y Foment calculan que la tregua fiscal supondría 700 millones al comercio y la restauración

Las patronales reclaman la suspensión del pago de tributos durante tres meses para reforzar la liquidez del sistema

Foto de archivo de comercios cerrados.

Foto de archivo de comercios cerrados. / FERRAN NADEU

Los sectores de comercio, turismo y restauración han vuelto a reclamar este domingo la suspensión del pago de impuestos con carácter urgente y durante al menos tres meses para minimizar los efectos económicos del confinamiento de la población por el coronavirus. Calculan que esa medida supondrá en la práctica en Catalunya la transferencia de liquidez a los empresarios en unos momentos sin ingressos. 

La petición, ya planteada esta semana, está respaldada además de por la patronal Pimec y Foment por 24 entidades, gremios y asociaciones del sector. La medida permitiría generar en Catalunya más de 700 millones de euros mensuales de liquidez inmediata solo en el sector de comercio, turismo y restauración, según cálculos de los impulsores de la propuesta. Estos días se han sumado numerosas organizaciones y entidades profesionales a esta reclamación, como avanzó EL PERIÓDICO.

En concreto, reclaman al Gobierno que apruebe una suspensión en el pago de impuestos, y muy especialmente y de forma particular con relación al IVA, IRPF y cuotas a la Seguridad Social, para todas aquellas empresas que fruto de la declaración del estado de alarma y las medidas de contención de propagación del coronavirus, han tenido que cerrar o han visto significativamente reducida su actividad y su facturación.

Las patronales Foment Comerç y Pimec, junto con el apoyo de 24 entidades, gremios y asociaciones del sector del comercio, turismo y restauración de Catalunya reclaman que de forma excepcional, temporal, urgente e inminente se suspenda durante tres meses la presentación o el ingreso total de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias (especialmente en relación con el IVA, IRPF y cuotas a la Seguridad Social), excepto aquellos que tengan derecho a devolución, como es habitual en el sector de apartamentos turísticos y hotelero.
 
A juicio de estas organizaciones, la medida debería aplicarse con independencia del importe y los sujetos que las realicen, sin intereses. También que para estas cantidades suspendidas, en su caso, se pueda fraccionar su pago con posterioridad durante los seis meses siguientes.

El comercio, turismo y restauración representan más del 22% del valor añadido bruto de Catalunya, y son sectores de vital importancia para la economía del país, ya que en conjunto generan más de 550.000 puestos de trabajo. En la mayoría de los casos, son empresas en las que más del 65% de sus gastos mensuales están relacionados con el alquiler y el pago de nóminas. "En un contexto de ingreso cero, es absolutamente necesario facilitar la liquidez en el sector para evitar la suspensión de pagos y / o el cierre definitivo", opinan los valedores de la propuesta.

Las asociaciones y gremios que se han sumado a la petición son ABCcat, ACES, AIJEC, ANCECO, ANGED, Apartur, ASSOCOME, Barcelona Comercio, Barcelona Abierta, CEDAC, Cecot Comercio, COACB, COCAM, Consejo de Gremios de Comercio, Servicios y Turismo, Comertia, FEGP, FECOM, FOEG, Fundación Comercio Ciudadano, Gremi de Flequers de la Província de Barcelona, Gremio del Motor, Gremi de Peixaters, Pimec Turismo y Retailcat.