30 mar 2020

Ir a contenido

COMPARECENCIA

Calviño anuncia que la deuda bajó del 96% del PIB en el 2019

El endeudamiento bajó en más de 1,6 puntos el año pasado pero aún seguirá en el entorno del 89,8% al final de la legislatura

Economía reactivará su orden ministerial para regular la "deuda perpetua" vinculada a los 'créditos revolving' de consumo

Rosa María Sánchez

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. / EFE Chema Moya

La deuda pública española se situó "por debajo del 96% del PIB" en el 2019, según ha anunciado este jueves la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en el Congreso de los Diputados. Eso significaría cumplir lo previsto en el Plan Presupuestario remitido a Bruselas en octubre, donde se planteaba un objetivo de deuda del 95,9% del PIB para el 2019.

De confirmarse la tasa anticipada por Calviño, eso significaría que el año pasado el nivel de deuda se redujo en más de 1,6 puntos de PIB (desde el 97,6% del 2018) y más de 2,5 puntos en dos años (desde el 98,6% del 2017). La vicepresidenta ha recordado que entre el 2016 y el 2017, el nivel de deuda solo bajó en 0,61 puntos.

Con todo, el nivel de deuda pública española aun permanecerá  en niveles muy elevados hasta el final de la legislatura ya que, según se desprende de la senda de estabilidad adoptada por el Gobierno este martes, se prevé una tasa del 89,8% para el 2023.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, Calviño se ha referido a la necesidad de garantizar la reducción de la deuda, cuyos niveles siguen siendo "muy elevados".  Según la ministra, "debemos garantizar su sostenibilidad a medio y largo plazo, especialmente en un contexto de envejecimiento de nuestra población"

Proyectos de ley

Durante su intervención ante la Comisión de Economía se ha referido a la próxima remisión a Las Cortes de dos proyectos de ley.

El primero de ellos, para la creación  de un 'sandbox financiero', esto es, "un entorno controlado de pruebas que permita combinar la entrada de nuevas tecnologías digitales en el sector financiero con un marco regulatorio y de supervisión que garantice la protección del consumidor y la estabilidad financiera". "Esperamos que en breve podamos enviar este proyecto de Ley a Las Cortes", ha dicho la ministra.

El segundo de los próximos proyectos de ley de Economía se refiere a la creación de una Autoridad de Protección del Cliente Financiero. "Estamos avanzando con el trabajo técnico para la preparación de este anteproyecto de ley, que todavía llevará un tiempo antes de que venga a las Cámaras", ha admitido la ministra

Además, Calviño ha anunciado la reactivación de la orden ministerial para proteger a los usuarios de créditos de consumo, cuyo borrador ya se puso en circulación a finales del año pasado. El objetivo --ha explicado-- es "evitar la existencia de deudas perpetuas en el crédito al consumo" mediante dos tipos de medidas; por un lado, para favorecer el acceso a la información del cliente sobre los llamados ‘créditos revolving’, los créditos rotatorios que se van retroalimentando a lo largo del tiempo, según la ministra. En segundo lugar, la orden dispondrá , "medidas para mejorar la forma y la responsabilidad de las entidades para evaluar la solvencia de sus clientes". Según Calviño, "el objetivo es evitar la posible existencia de deudas perpetuas en el crédito al consumo, deudas desproporcionadas que no pueden ser pagadas por los ciudadanos".