22 feb 2020

Ir a contenido

Año 2019

El gas desplaza a la energía nuclear como líder en generación eléctrica

El carbón se esfuma del mix eléctrico con la menor participación (5%) desde que hay registros

La nueva composición del mix provoca una caída de la generación renovable y libre de emisiones

Sara Ledo

Vista de la centra térmica de ciclo combinado de Sant Adrià de Besòs.

Vista de la centra térmica de ciclo combinado de Sant Adrià de Besòs. / ALBERT BERTRAN

En todo 2019 se producirán en España 261.020 gigavatios-hora de electricidad, según el avance de los datos de este año de Red Eléctrica. Y la primera fuente de generación han sido los ciclos combinados (centrales térmicas que queman gas natural) con una participación del 21,9%.

Los ciclos son la primera fuente de energía por potencia instalada con casi 25.000 megavatios y 49 centrales disponibles alrededor del territorio, pero en los últimos años se han mantenido infrautilizados ocupando el cuarto lugar en generación, después de la nuclear, la eólica y el carbón, con una tasa que rondaba el 13% de participación.

Sin embargo, con el auge de las renovables –ante la necesidad de una tecnología de back-up hasta que no haya almacenamiento—y la retirada de las tecnologías más contaminantes como el carbón –ante el cierre de las centrales en 2020 y el alza de los derechos de emisión de CO2 que afectan el doble al carbón que al gas-- se presentaba una última oportunidad para el gas de tener una presencia robusta en el mix eléctrico.

En este contexto, en 2019 se produjo una fuerte caída de precios la materia prima, lo que provocó la tormenta perfecta. El gas natural se movía hace un año entre los 22 y los 25 euros el megavatio-hora, mientras que este año lo hizo entre los 10 y los 13 euros, según la consultora energética Ayming. Esto provocó que a mediados de año se produjera el 'sorpasso del gas al carbón' que al final ha supuesto también el adelantamiento a la energía nuclear que ha quedado en segunda posición con un 21,2% de participación.

El principio del fin del carbón

Por detrás de los ciclos combinados y la energía nuclear aparece la eólica (20,6 %), la cogeneración (11,4 %) y la hidráulica (9 %). Y en un segundo plano queda el carbón que, con el 5 % del total de generación nacional, se anota la peor participación de esta tecnología en el mix eléctrico nacional desde que Red Eléctrica tiene registros.

De hecho, este año ha habido un día en el que no se ha utilizado en absoluto el carbón. Fue el sábado pasado, el 14 de diciembre, cuando no se utilizó el carbón para la generación eléctrica en toda la península. Con respecto a 2018, la producción de carbón en la península ha descendido un 68,2 %, mientras que en el conjunto nacional el descenso en 2019 ha sido del 64,8 %.

Menor generación renovable

La 'nueva' composición del mix ha provocado que las renovables supongan el 36,8% de la generación en España en 2019, mientras en 2018 su aportación fue del 38,5%. Y eso que este año se han conectado a la red, al menos, 5.000 megavatios de nueva energía verde fruto, en parte, de las subastas de 2016 y 2017 que deben instalarse antes de finalizar el año.  

Por tanto, todavía se está lejos del objetivo del Gobierno, establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, de alcanzar el 74% de la electricidad de fuentes renovables en 2030. De hecho, el 58,6 % de la electricidad producida durante el año en España ha procedido de tecnologías que no emiten CO2 a la atmósfera (renovable, bombeo y nuclear), mientras el año pasado este porcentaje fue del 59,7%.