09 ago 2020

Ir a contenido

DESIGUALDAD

Piketty: "Es espectacular el apoyo al independentismo entre las clases más altas"

El famoso economista francés asocia la "trampa separatista" a las élites catalanas

El experto en desigualdad presenta su libro 'Capital e ideología' en castellano y en catalán

Rosa María Sánchez

El economista Thomas Piketty

El economista Thomas Piketty / ARCHIVO

Después del éxito mundial de 'El Capital en el siglo XXI' (2013), el famoso economista francés Thomas Piketty ha publicado su nuevo volumen 'Capital e Ideología' (Deusto, 2019) en el que el autor propone una historia económica, social, intelectual y política de la desigualdad. En las dos semanas de su publicación en castellano y en catalán, el libro ya ha cosechado unos 4.000 ejemplares vendidos y este miércoles ha acudido a Madrid para la presentación de su nueva obra. 

En el libro, Piketty asocia "el repliegue identitario y xenófobo" en Europa al "el fracaso de la UE" a la hora de mitigar la desigualdad asociada al proceso de globlalización y en este contexto sitúa también la "trampa separatista" en Catalunya a raíz del referéndum ilegal del 2017.

"Es extremadamente chocante comprobar que el nacionalismo catalán es mucho más acusado entre las categorías sociales más favorecidas que entre las más modestas", reflexiona el economista francés. "Se constata que el apoyo es tanto más acusado cuanto más se asciende en la jerarquía de rentas y de nivel de estudios, con un apoyo a la idea nacionalista que alcanza el 80% entre el 10% de las personas consultadas con mayor renta y nivel de estudios", señala. "El apoyo a la independencia proviene de manera espectacular de las categorías más favorecidas y, en concreto, de las rentas más altas". Visto así, el independentismo es observado por Piketty como un movimiento de las élites, "de arriba a abajo, y no al revés", según se ha puesto de manifiesto durante su rueda de prensa en Madrid.

Nacionalismo y desigualdad

El autor francés observa elementos culturales y lingüísticos en el sentimiento nacionalista catalán, pero comprueba que "el apoyo a la autodeterminación ha aumentado intensamente a raíz de la crisis económica, que afectó duramente a España".

Y es en este punto donde el autor realiza la conexión entre nacionalismo y desigualdad, tomando como punto de partida un sistema fiscal como el español --"uno de los más descentralizados del mundo"-- en el que el reparto al 50% del impuesto sobre la renta entre la administración central y la autonómica "daña la idea misma de solidaridad en el seno del país y termina por enfrentar a las regiones entre ellas"

"Tal vez España haya ido demasiado lejos (en la cesión del IRPF) y ahora se encuentre en una situación en la que una parte de los catalanes querrían, independizándose, conservar el cien por cien de sus ingresos", remata.

El tanto de culpa de la UE

"Europa también tiene una gran responsabilidad en esta crisis", avanza Piketty en el capítulo 'La trampa separatista y el síndrome catalán', al que dedica seis de las 1.247 páginas del libro.

Según el economista, desde hace décadas la Unión Europea promueve un modelo de desarrollo basado en la idea de que "es posible tenerlo todo" (integración en un gran mercado), sin verdaderas obligaciones de solidaridad y financiación.

"En estas condiciones, ¿por qué no probar haciendo de Catalunya un paraíso fiscal al estilo de Luxemburgo?", se pregunta Piketty de forma retórica. Como estado independiente, conservando todos sus ingresos, Catalunya se podría permitir reducir impuestos para atraer capital. "No hay ninguna duda de que la politización de la cuestión catalana habría sido totalmente distinta si la Unión Europea contara con un presupuesto federal semejante al de Estados Unidos, financiado por impuestos progresivos sobre la renta y sobre las sucesiones"

'Cada uno por su cuenta'

Y añade: "La crisis catalana se nos presenta como el síntoma de una Europa que descansa sobre una competitividad generalizada entre territorios y sobre una ausencia total de solidaridad fiscal, que siempre contribuye a acrecentar la lógica del 'cada uno por su cuenta'. Constituye otro caso más de la estrecha relación entre el sistema político y las desigualdades, entre las fronteras y el régimen de propiedad".