Ir a contenido

frenazo internacional

La OMC rebaja con fuerza la previsión de crecimiento del comercio mundial en el 2019

El fuerte recorte se debe a desaceleración global y las tensiones entre Estados Unidos y China

El Periódico

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, el pasado enero en Davos (Suiza). 

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, el pasado enero en Davos (Suiza). 

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha anunciado este martes un drástico recorte en su previsión de crecimiento de los intercambios comerciales globales para este año (del 2,6% al 1,2%) y un recorte adicional en su augurio para el siguiente (3% al 2,7%). La institución internacional lo ha achacado a la "escalada de las tensiones comerciales y la desaceleración de la economía mundial" y ha advertido de que el riesgo de que se agrave la situación sigue siendo "elevado", con lo que su estimación para el 2020 depende de que se "recupere una mayor normalidad en las relaciones comerciales". 

"El empeoramiento de las perspectivas comerciales es desalentador, aunque no inesperado. Además de sus efectos directos, los conflictos comerciales aumentan la incertidumbre, lo que induce a algunas empresas a retrasar la realización de inversiones encaminadas a mejorar la productividad, que son esenciales para elevar el nivel de vida", ha apuntado en una nota su director general, Roberto Azevêdo. "La creación de puestos de trabajo también puede verse obstaculizada, pues las empresas emplearán a menos trabajadores para la producción de bienes y servicios destinados a la exportación", ha añadido. 

Las previsiones se basan en la estimación de que la economía mundial crecerá el 2,3% este año y el próximo, frente al 2,6% augurado anteriormente. La desaceleración, argumenta la OMC, se debe al aumento de las tensiones comerciales (es decir, la pugna entre Estados Unidos y China), el cambio de orientación de la política monetaria en algunas economías desarrolladas y la incertidumbre ligada al 'brexit'. La falta de claridad del contexto económico mundial le ha llevado a fijar una previsión de crecimiento con un intervalo de entre el 0,5% y el 1,6% para este año, pero la evolución, advierte, podría ser aún peor si las tensiones comerciales siguen aumentando. Para el año que viene, la estimación es de entre el 1,7% y el 3,7%. 

Riesgos a la baja

La organización admite que el mayor riesgo es que haya sido demasiado optimista. La imposición de nuevos aranceles y de medidas de represalia, explica, podría generar un "ciclo destructivo de recriminaciones". Además, advierte, el cambio de las políticas monetarias y fiscales podría desestabilizar los volátiles mercados financieros y una desaceleración más acusada de la economía mundial podría dar lugar a una recesión aún mayor del comercio. Por último, sostiene, un 'brexit' desordenado podría tener una repercusión importante en la región, circunscrita principalmente a Europa.

"La resolución de los desacuerdos comerciales permitiría a los miembros de la OMC evitar los costos que eso entraña", ha añadido su director general. "El sistema multilateral de comercio sigue siendo el principal foro mundial para resolver diferencias y dar soluciones a los problemas de la economía mundial del siglo XXI. Los Miembros deben trabajar juntos con espíritu de cooperación a fin de reformar la OMC y hacer que sea aún más sólida y más eficaz", ha defendido.

Temas: Comercio