27 feb 2020

Ir a contenido

Salud laboral

330.000 euros de indemnización para la familia de una víctima mortal del amianto que trabajaba en Uralita

El juzgado de lo social número 28 de Barcelona condena a la antigua Roncalla a la viuda y los nueve hijos de un empleado que murió de cáncer de esófago por exposición al amianto

El Periódico

Trozos de uralita, elaborada con fibras de amianto. 

Trozos de uralita, elaborada con fibras de amianto. 

El juzgado de lo social número 28 de Barcelona ha dictado una nueva sentencia a favor de las víctimas de la gestión del amianto que realizó la antigua Roncalla, hoy propiedad de Uralita S.A., sobre el amianto de sus instalaciones en Cerdanyola y Ripollet. El fallo judicial, hecho público este lunes, condena a la compañía a indemnizar con 330.000 euros a la familia de un antiguo trabajador, fallecido por un cáncer de esófago desarrollado fruto de la exposición al amianto.

La sentencia impuesta a Uralita es la primera que obliga a esta compañía a pagar una indemnización en relación a un cáncer de esófago, tal como ha destacado el bufete de abogados Col·lectiu Ronda, que ha asesorado jurídicamente a los denunciantes. La compañía deberá pagar, tal como refleja la sentencia, 115.000 euros a la viuda del trabajador y entre 20.000 y 50.000 euros a cada uno de los nueve hijos del matrimonio.

El trabajador fallecido prestó servicio para la antigua Roncalla durante 25 años, desde el 12 de mayo del 1969 hasta el 18 de febrero de 1994, con un breve paréntesis de tres meses entre medio. La hoy reconocida víctima del amianto falleció al año siguiente de cesar en la empresa, el 1 de noviembre del 1995.