Ir a contenido

sector financiero

El BCE alerta del alza de precios inmobiliarios en algunas zonas de España

Guindos se muestra convencido de que el Banco de España lo está analizando y tomará medidas

Los bancos niegan el recalentamiento del mercado pero ven probable que les pidan más capital

P. Allendesalazar

El presidente de la patronal de la banca española, AEB, José María Roldán, ha asegurado este jueves que no ve un recalentamiento del sector inmobiliario en España, a diferencia de lo que ocurre en otros países europeos. / EFE VIDEO

Diez años después del estallido de la burbuja, el mercado inmobiliario español da otra vez síntomas de sobrevaloración, aunque mucho más acotados que entonces. El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha destacado este jueves que su institución ha detectado una subida de precios excesiva en "segmentos específicos" del mismo. La vivienda, así, ha subido mucho en zonas muy concretas, como Madrid, Barcelona, las costas y las islas, si bien en el interior del país en general no se ha recuperado. 

El exministro de Economía se ha mostrado "seguro" de que la recién creada Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera (AMCESFI) está analizando la situación y de que, en particular, el Banco de España "lo está mirando con detalle". El BCE, ha añadido, mantendrá un diálogo con la nueva institución (de la que forman parte el Ministerio de Economía y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, además de propio Banco de España) y le dará su "opinión" al respecto.

Recargos de capital

En un curso de la APIE y el BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Guindos ha ido más lejos y se ha declarado "convencido" de que las autoridades españolas tomarán las "medidas adecuadas". La más habitual, ha recordado, es imponer un recargo de capital a los bancos para desincentivar el crédito excesivo y aumentar la protección en caso de que surjan pérdidas. Francia y Alemania, ha sostenido, acaban de aprobar estos colchones adicionales (0,5% y 0,25%, respectivamente).

En su informe de estabilidad financiera de mayo, el BCE destacó que 14 de los 19 países de la zona euro han tomado distintas medidas macroprudenciales para afrontar las "vulnerabilidades" de sus mercados inmobiliarios en los últimos tiempos, cinco de ellos con iniciativas sobre el capital. "Aunque las medidas macroprudenciales dirigidas al mercado inmobiliario residencial parecen ser suficientes en la mayoría de los países de la zona euro, en algunos las políticas podrían necesitar ser ajustadas y medidas adicionales deberían ser tomadas en consideración por las autoridades nacionales", advirtió.

Dudas del sector

Al contrario que Guindos, el presidente de la patronal bancaria AEB, José María Roldán, ha asegurado que en España no se está observando un "recalentamiento" de los precios inmobiliarios similar al de otros países europeos. Los tipos bajos, ha argumentado, suponen un riesgo de que se produzca una "hiperinflación" de los precios de los activos, particularmente de las viviendas, pero en España no se produce "nada anormal". En ciertas zonas de Madrid y Barcelona, ha admitido, se están produciendo "tensiones" porque la demanda supera con mucho a la oferta, pero es una situación que deben solventar los ayuntamientos poniendo a disposición de los promotores más suelo público.

Pese a ello, el exdirectivo el Banco de España ha admitido que la mayoría de los países de la zona euro han activado ya los colchones anticíclicos de capital, con lo que las probabilidades de que se activen en España son "más altas". Y ello a pesar de que el peso del crédito sobre el PIB está "muy por debajo de los niveles de alarma" ya que las familias y las empresas todavía se están desendeudando. En este sentido, ha apuntado que un recargo del 0,25% no se impondría antes de finales de año, ya que el Banco de España acaba de reafirmar el 0%, y ha asegurado que es asumible para el sector ya que tendrá todo el 2020 para cumplirlo. Eso sí, sería un "clavo más en el tablón" de aumento de requisitos de capital a las entidades.

Investigación profesional

Guindos, por otra parte, se ha referido al escándalo de las escuchas ilegales realizadas por el excomisario José Manuel Villarejo, presuntamente encargadas por el BBVA. En enero, ya instó al banco a que las conclusiones de la investigación que ha encargado estuvieran disponibles "tan pronto como sea posible". El banquero central ha destacado que el caso ha pasado a estar judicializado, lo que paraliza los expedientes administrativos. Dicho de otra manera, la capacidad de actuación directa del BCE se ha visto frenada al pasar el caso a la justicia. Sin embargo, ha insistido en la necesidad de que la investigación del banco sea "lo más profesional posible" y que "se pongan de relevancia todos los elementos que han podido concurrir y que se analice las potenciales responsabilidades si es que han podido existir".

Por otra parte, ha negado que los bajos tipos de interés oficiales estén perjudicando a los bancos europeos y españoles, como llevan tiempo argumentando el BCE y el Banco de España y pese a las quejas del sector financiero (Roldán ha asegurado que les perjudica "gravemente"). El número dos de la autoridad monetaria ha admitido que las entidades tienen un problema de rentabilidad, pero lo ha ligado a sus elevados costes, el "claro exceso de capacidad" (números de entidades, oficinas y empleados) y la todavía elevada mochila de activos tóxicos (créditos morosos y activos inmobiliarios recibidos por impagos). En este sentido, les ha pedido que sigan reduciendo costes y que refuercen el capital, como también les ha instado el Banco de España.