Ir a contenido

ajuste

El Santander prevé cerrar 160 sucursales en Catalunya

Barcelona será la ciudad más afectada por el ERE con la clausura de 91 sucursales

Oficinas del Santander y del Popular.

Oficinas del Santander y del Popular. / JUAN MANUEL PRATS

El Banco de Santander prevé cerrar 160 sucursales en Catalunya, según el ERE que ha dado a conocer este viernes y que afecta, especialmente, a Navarra, La Rioja y Castilla-La Mancha. Las oficinas que se clausurarán en Catanya representa casi el 30% de la red del banco en la comunidad: la entidad cuenta con 600 sucursales, de las que más de 365 corresponde a la red propia y unas 230 a la del Banco Popular. 

El mayor número de oficinas se cerrarán en Barcelona, donde se prevé clausurar 91 sucursales, el 22% del total; en Girona se cerrarán 37 sucursales, de una red de 97; en Tarragona, 17, de una red de 50 y en Lleida, 15 de una trama de 52 sucursales,

Los planes del banco, según han avanzado fuentes de la negociación, pasan por cerrar el 42 % de las oficinas del grupo en Navarra, lo que se traduce en 34 sucursales de un total de 81, un ajuste mayor que el de La Rioja, donde la previsión es clausurar casi el 37 % de la red, 11 de 30. Castilla-La Mancha completa el podio, ya que la idea del Santander pasa por echar la persiana al 34,7% de sus oficinas, 61 sucursales de un total de 176.

Estos cierres se enmarcan en el ERE que la entidad negocia con los sindicatos y con el que aspira a recortar su plantilla en más de 3.700 trabajadores y su red en 1.150 oficinas.

Cierre por comunidades

A continuación figura Baleares, donde se cerrarán 45 sucursales, el 34 % de las de Santander y Popular; Galicia, con la clausura de 135 oficinas, cerca del 34 %, y Extremadura, donde se prescindiría del 32,7 %: 36 sucursales de 110.

En Castilla y León el ajuste de la red sería del 31,8 %, 108 oficinas de un total de 340, una proporción mayor que la del 26,7 % de Andalucía o Cataluña, aunque en estos casos los cierres de sucursales equivalen a 179 y 160 sucursales, respectivamente.

La lista continúa con los cierres en la Comunidad Valenciana, que suponen el 25,2 % de la red, 97 oficinas menos; Asturias, con un ajuste del 24,5 % o 25 sucursales y País Vasco, donde se clausuraría el 22,9 % de la infraestructura o 39 locales.

Con un recorte de la red conjunta de Santander y Popular por debajo del 20 % figuran ya Murcia, con un 19 % o 19 oficinas; las mismas sucursales que se cierran en Cantabria, aunque en este caso supone el 18,4 %.

Por debajo quedan Madrid, donde el banco quiere clausurar 131 oficinas, el 18,2 %; Aragón, donde la red se reduciría en 14 sucursales o el 13,9 % y las islas Canarias, la región menos afectada, ya que en ella se quieren cerrar 25 oficinas, el 13,7 %.