Empleo

Nissan y sindicatos preacuerdan la salida de 600 personas de Zona Franca

El próximo sábado los trabajadores de la planta de Zona Franca votarán para ratificar las condiciones del pacto

Concentración de protesta de trabajadores de Nissan ante la Conselleria de Treball, el pasado 29 de abril.

Concentración de protesta de trabajadores de Nissan ante la Conselleria de Treball, el pasado 29 de abril. / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos

Gabriel Ubieto

La dirección de Nissan Motor Ibérica y sindicatos han alcanzado un preacuerdo para recortar 600 empleos en la planta de Zona Franca de Barcelona y han consensuado un plan de prejubilaciones para 500 empleados desde los 55 años, y al resto mediante bajas voluntarias e incentivadas, según fuentes tanto de la empresa como de los sindicatos. Las condiciones deberán ser ratificadas por las diferentes secciones sindicales el próxima sábado, aunque el documento cuenta con el beneplácito de las centrales con mayor representación (USOC, CCOO y UGT).

Este acuerdo se ha plasmado en una reunión celebrada este jueves entre las partes con la mediación del Departament de Treball de la Generalitat, una semana después que las partes abandonaran las reuniones a tres bandas con los técnicos de Treball. Durante la presente semana ambas partes han ido manteniendo reuniones bilaterales y lejos de los focos habituales que suelen atraer las mediaciones en el número 148 de la calle Sepúlveda y finalmente este jueves han alcanzado un principio de acuerdo. Las conversaciones se inicaron hace un mes y medio y tuvieron de por medio una amenaza por parte de la empresa de acelerar el proceso por la vía del registro de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

El principio de acuerdo que deberá ser ratificado por la plantilla de Zona Franca contempla un plan de prejubilaciones para un máximo de 500 personas, con una compensación del 85% del salario neto hasta la jubilación a los 63 años, más un complemento de equivalente a un 5% más de salario, según han detallado fuentes del comité.  Ese 85+5 satisface las pretensiones sindicales, ya que las centrales se marcaban el 90% de salario en el que se cerró el pasado marzo un plan individualizado en el que se prejubilaron 150 personas. 

El plan de bajas incentivadas, al que deberán adherirse de forma voluntaria 100 personas hasta el 31 de marzo del 2020, mejora las condiciones actuales con una indemnización legal más 50.000 euros netos.

Uno de los puntos que ha desatascado las negociaciones ha sido la inclusión por parte de la empresa una clausula de garantías de futuro para la planta de Zona Franca, un elemento exigido por el comité desde el inicio de las conversaciones. "La Compañía se compromete a trabajar para mantener el nivel de empleo existente una vez realizado el redimensionamiento de la plantilla pactado, dejando constancia de su intención de no acudir en la medida de lo posible a otras medidas de reestructuración, durante la vigencia de este convenio", reza el pacto.

También se ha cerrado en la reunión de este jueves los incrementos salariales para el próximo convenio colectivo de la plantilla de Nissan en Zona. Estos contemplan una subida del una paga equivalente a el 1% de subida salarial para el 2019  y un incremento del 1% más otro 0,5% no consolidable para los años 2020 y 2021. Otros puntos que se han pactado para el nuevo pliego de condiciones es el nuevo plan de formación y la eliminación de tres minutos al día de exceso de carga de trabajo que anteriormente se había pactado con la dirección de la compañía. 

Un preacuerdo de 80 millones

Te puede interesar

El principio de acuerdo alcanzado este jueves entre el comité de empresa y la dirección de Nissan, de ratificarse el próximo sábado como prevé la mayoría de sindicatos, desbloquearía un paquete de 80 millones de inversiones que la compañía condicionaba a cerrar el recorte de los 600 puestos de trabajo. Nissan, apoyada con fondos de la 'conselleria' de Empresa de la Generalitat, prevé una inversión de 70 millones de euros para una nueva planta de pintura y otros 10 millones para mejorar la línea de producción de cajas de cambio. 

Fuentes de la empresa no han querido desvelar el coste que supondrá para Nissan cerrar las 600 salidas en las condiciones del preacuerdo alcanzado este jueves, aunque desde los sindicatos la operación se ha cifrado entorno a los 180 millones de euros.

Temas

Nissan