Ir a contenido

Gestión del agua

El Gobierno anuncia que licitará la interconexión de las desaladoras del Levante

El objetivo es iniciar la creación de una malla de conexiones en las provincias de Murcia, Alicante y Almería para que el agua llegue a donde se necesite

Sara Ledo

Teresa Ribera durante la inauguración del simposio de Funseam. 

Teresa Ribera durante la inauguración del simposio de Funseam. 

El Gobierno licitará "en breve" la interconexión de las desaladoras del Levante –provincias Murcia, Alicante y Almería- para "optimizar" los recursos vinculados a estas provincias y poder llevar el agua desalada allí donde se necesite. Así, según ha informado este martes la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la Confederación Hidrográfica del Segura lanzará la licitación de estas plantas de las zonas donde suele llegar el agua del trasvase Tajo-Segura. Una medida que facilitará duplicar la producción de estas plantas de aquí a 2022.

"Debemos incorporar el agua como bien estratégico para España cuando hablamos de agua desalada", aseguró la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en un desayuno organizado por Forum Nueva Economía. Según las previsiones del Ejecutivo, la capacidad de desalación de las plantas que gestiona el ministerio a través de Acuamed y la mancomunidad de los Canales del Taibilla se incrementará en un 50% en los próximos años. En la actualidad la capacidad es de 462 hectómetros cúbicos al año y la previsión es llegar a 700 en 2021.

En este sentido, el objetivo del Ejecutivo pasa por duplicar también la producción de las plantas, pasando de los 270 hectómetros cubitos a más de 500 en el año 2022. Para ello, una de las actuaciones será esta interconexión de las desaladoras a través de una malla de conexiones siguiendo la de los canales ya existentes y conectándolos con las zonas donde sea necesaria el agua. "Hasta ahora el agua desalada y reutilizada se consideraban recursos no convencionales. Pero esto va a cambiar", agregó la ministra.