Ir a contenido

OPERACIÓN

Cunicarn vende el negocio de producción de conejos

Grupo Herminia y al Grupo Vall Companys adquieren las plantas de producción de la firma

J. M. Berengueras

Planta de Cunicarn.

Planta de Cunicarn.

Cunicarn, empresa familiar especializada en el sector cunícola y proveedora de Mercadona, ha acordado la venta del negocio de producción de conejos. La compañía ha acordado la venta de dos de sus fábricas ubicadas en Espluga de Francolí (Tarragona) y en Celanova (Orense) al Grupo Hermi y al Grupo Vall Companys, respectivamente. La facturación anual de Cunicarn es de unos 40 millones de euros.

"Esta decisión responde a la estrategia de Cunicarn para el impulso de nuevos proyectos que permitirán ampliar el negocio y sus áreas de actividad, y al mismo tiempo promover la innovación en la de fabricación de piensos y la genética. Para ello, la compañía seguirá impulsando la actividad de sus otros cinco centros operativos", ha afirmado la compañía.

En virtud del acuerdo alcanzado, Grupo Hermi, compañía líder en el sector de la cunicultura en España, adquiere, a través de su sociedad Cuniespluga, la fábrica de Espluga de Francolí. Con la incorporación de estas instalaciones, dedicadas a la producción y elaboración de carne de conejo, Grupo Hermi incrementará su capacidad productiva e impulsará su eficiencia.

Por su parte, Grupo Vall Companys, compañía cárnica de carácter familiar con posiciones de liderazgo en España, compra la fábrica de Celanova, dedicada igualmente a la producción y elaboración de carne de conejo, a través de su sociedad Avigal. Este centro de producción permitirá a Grupo Vall Companys seguir reforzando su diversificación y su modelo operacional.

Los acuerdos alcanzados, pendientes de los trámites necesarios, garantizan la actividad de ambos centros de producción y la continuidad de los puestos de trabajo tanto en la fábrica de Espluga de Francolí como en la de Celanova. Asimismo, se mantendrán los compromisos de inversión previstos, que permitirán seguir consolidando la eficiencia de los procesos para
continuar ofreciendo productos con las máximas garantías alimentarias.

Según Ramón Calbet, socio y fundador de Cunicarn, "tras haber liderado durante 42 años el reto empresarial de dar forma a un proyecto diferencial, que ha generado progreso y desarrollo social, hoy hemos decidido centrarnos en otros igual de ambiciosos que nos permitirán, por un lado, diversificar nuestro negocio hacia nuevos proyectos. Por el otro, esta operación nos facilitará invertir también en la especialización, focalizando nuestros esfuerzos en la innovación en las áreas de fabricación de piensos y genética, actividades mediante las cuáles seguiremos evolucionando y, sobre todo, ofreciendo a los consumidores productos de la más alta calidad". 

Temas: Mercadona