Ir a contenido

La Seguridad Social comienza el año con 200.000 afiliados menos, su peor arranque desde el 2013

El paro registrado sube respecto al mes de diciembre en 83.464 personas, el mayor ascenso en cinco años

En Catalunya subió el desempleo el 1,4% respecto a diciembre, mientras que los afiliados cayeron el 1%

Gabriel Ubieto

El paro sube en 83.464 personas en enero, la mayor alza desde 2014. En la imagen, una oficina de empleo en el barrio de Arganzuela de Madrid. / AGUSTÍN CATALÁN (VÍDEO: EUROPA PRESS)

La economía española ha comenzado este 2019 con malos números en cuanto a empleo si se comparan con los de ejercicios anteriores. Se crea menos trabajo y el paro baja con menos ahínco. Así lo reflejan las cifras de paro registrado y afiliados a la Seguridad Social que ha publicado este lunes el Ministerio de Trabajo. Estas muestran que enero del 2019 acabó con 204.865 trabajadores menos dados de alta que los que había en el diciembre del finado 2018, el descenso más pronunciado desde el mismo mes del 2013 y que vuelve a dejar la cifra de afiliados por debajo de la simbólica barrera de los 19 millones. Por su parte, el paro aumentó en 83.464 personas respecto al último mes del 2018, el incremento más sustancioso en un inicio de año desde el 2014.

El primer mes del año hace honor en lo laboral, al igual que en otros muchos campos, a la metáfora de la cuesta de enero. El paro históricamente sube y la afiliación baja, fruto, en parte, de la temporada navideña. España ha empezado el año con 3.286.761 personas apuntadas formalmente a las listas del paro y con 18.819.300 trabajadores, ya sean asalariados o autónomos, cotizando a las arcas de la Seguridad Social. Los números continúan su tendencia positiva, de reducción en los primeros y de descenso en los segundos, aunque denotan los síntomas de la desaceleración que amenaza las economías de todo el mundo. El paro registrado bajó respecto al enero del 2018 el 5,5%, cuando el año pasado lo hizo el 7,5%, y el número de trabajadores activos aumentó el 2,9%, cuando el 2018 lo comenzó creciendo el 3,4%.

En Catalunya, el primer mes del 2019 cerró con un total de 398.376 personas en situación de desempleo, el 1,4% más que en el último mes del 2018, aunque el 5,8% menos que en el enero del 2018. Por lo que respecta a número de afiliados, en este territorio había 3.362.159 trabajadores dados de alta, el 1% menos que en el mes anterior, pero el 2,9% más que en el mismo mes de un año antes. En el resto de comunidades autónomas, el paro aumentó en todas, destacando Andalucía (19.996), Madrid (11.308) y Comunidad Valenciana (9.369).

Crece la brecha de género

Si los resultados en términos generales fueron peores que otros años, en materia de género también siguieron una pauta negativa en lo que refiere a paridad. Entre los hombres el paro aumentó en enero en 23.204 personas y entre las mujeres en más del doble: 60.260 personas. De esta forma el total de desempleados quedó compuesto por 1.360.448 varones y 1.925.313 féminas, con una tendencia internanual en la que ellos reducen sus niveles de paro el doble de rápido que ellas. Es decir, mientras que el desempleo registrado entre hombres cayó el 8% respecto al enero del 2018, entre las mujeres se redujo el 4%.

Una diferencia de género que no se da, o al menos con una intensidad mucho más rebajada, entre las capas más jóvenes. El desempleo entre los menores de 25 años se incrementó en el primer mes del año el 4,5% respecto a diciembre del 2018, hasta los 320.107 parados, aunque disminuyó en la comparativa internanual. Lo hizo de media el 5,2%, con un 5,5% entre los hombres y un 5% entre las mujeres.

Entre las personas nacidas fuera de España, el paro aumentó en 8.038 personas, hasta contabilizar 401.788 desempleados foráneos, de los que 144.793 proceden de un país miembro de la Unión Europea y 256.995 de un país extracomunitario.

Sector servicios

El sector servicios fue el principal causante del incremento del paro en enero, con 85.584 desempleados más, muy por delante de la agricultura (4.920) y la industria (1.202). En el otro lado de la balanza, los 'creadores' de empleo fueron la construcción (6.896) y entre el colectivo sin empleo anterior (1.346).

En cuanto a los contratos, en enero se firmaron 1.858.077 contrataciones (el 8,7% más que en diciembre), de los que 181.348 fueron indefinidos (25% más) y 1.676.729, temporales (7% más). Según ha destacado durante la rueda de prensa de presentación de los datos la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, esta cifra de contratación es la más alta de la serie histórica registrada. Dicho volumen de altas y bajas a la Seguridad Social viene marcado por la fecha del 1 de enero. El primer día del año se firmaron un total de 481.733 contratos y se extinguieron otros 606.473. 

En cuanto a la duración de la jornada, del total de contratos indefinidos en enero se firmaron 115.706 a tiempo completo (30% más) y 51.900 a tiempo parcial (16% más), así como 13.742 fijos discontinuos (21% más). Respecto a los temporales, se rubricaron 1.162.656 contratos eventuales a tiempo completo (10% más), y 514.073 a tiempo parcial (0,7 % más); en tanto que del total de contratos eventuales, 9.943 tuvieron carácter formativo (5,7% menos). 

El colectivo de autónomos sufrió un descenso de 20.291 personas en el mes de enero, respecto al de diciembre, hasta los 3.234.373 trabajadores por cuenta propia. No obstante, en la tendencia internanual, el número de autónomos creció en 40.480 personas respecto al enero del 2018.

Administración adelgazada 

Las administraciones públicas perdieron en el arranque del 2019 un total de 26.960 efectivos , 12.746 empleados menos en la Administración Pública, 4.140 en la Educación y 10.074 en Administraciones Sanitarias y Servicios Sociales, lo que supone la mayor destrucción de empleo en un mes de enero desde el 2013. Así lo ha destacado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), a partir de los datos de la Seguridad Social publicados este lunes.

Temas: Empleo Paro