Ir a contenido

Los nuevos impuestos darán 2.100 millones para pagar pensiones

El Gobierno ofrece a Bruselas datos imprecisos sobre cómo financiar los 3.300 millones de su acuerdo con el PNV

Hacienda rebaja a 1.800 millones el coste judicial del rescate de las autopistas en el 2018

Rosa María Sánchez

Cristobal Montoro durante el Debate de los Presupuestos el 25 de abril.

Cristobal Montoro durante el Debate de los Presupuestos el 25 de abril. / JOSÉ LUIS ROCA

Las subidas de las pensiones incorporadas por el Gobierno en el proyecto de Presupuestos del 2018 tendrán un impacto de 2.597 millones de euros este año y de otros 2.200 millones en el 2019, hasta sumar un total de casi 4.800 millones de euros. La mayor parte de este impacto (3.300 millones en dos años) se debe al acuerdo presupuestario alcanzado con el PNV para actualizar las pensiones de acuerdo con el IPC y subirlas un mínimo del 1,6% este año y el 1,5%, el próximo. Para contribuir a pagar este acuerdo, el Gobierno prevé poner en marcha ya en el 2018 nuevos impuestos con los que recaudar 2.100 millones en dos años para el pago de pensiones.

Así figura en el Programa de Estabilidad 2018-2021 que el Gobierno remitió a última hora de este lunes a la Comisión Europea, donde se incorpora la intención del Ejecutivo de poner en marcha este mismo año un impuesto sobre las grandes empresas tecnológicas con el que poder recaudar 600 millones ya en el 2018 para contribuir al pago de las pensiones.

Este impuesto -también conocido como 'tasa Google'- forma parte de las "nuevas figuras tributarias" anunciadas en el Programa de Estabilidad para contribuir a financiar la Seguridad Social con las que que Gobierno pretende recaudar otros 1.500 millones adicionales en el 2019 y sobre las que el texto remitido a Bruselas no ofrece mayor precisión.

Apoyo del PSOE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, expresó este martes su apoyo a la nueva tasa digital para financiar las pensiones. "Hemos propuesto qu el sector financiero sea al que se dirija esa imposición, con un impuesto extraordinario a la banca, pero estamos abiertos a valorar y apoyar el impuesto a las corporaciones vinculadas a las nuevas tecnologías", dijo Sánchez durante su participación en la manifestación del 1 de Mayo convocada por los sindicatos.

Los 2.100 millones de recaudación total prevista por las nuevas figuras tributarias para el 2018 y el 2019 se quedan cortos para cubrir la subida de las pensiones de 3.300 millones en dos años acordada con el PNV. El Gobierno espera completar los recursos necesarios gracias a nuevos ahorros, aún sin precisar, en el pago de intereses de la deuda pública. Además, Hacienda ha rebajado en 200 millones (de 2.000 a 1.800 millones de euros) el coste previsto para el 2018 por las responsabilidades judiciales por el rescate de las autopistas de peaje.

Por si todo esto no bastara, el Gobierno reconoce haberse guardado una carta en la manga. Según sus cuentas, el Estado podrá obtener 1.000 millones de ingresos cuando vuelva a licitar las autopistas rescatadas ante el sector privado este mismo año. "Estos ingresos, por lo tanto, son margen adicional para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit", se reconoce en el documento remitido a Bruselas ante la falta de concreción de algunos de los cálculos.

Gasto adicional 

Según los cálculos del Gobierno, el acuerdo reciente con el PNV para subir las pensiones de acuerdo con la inflación prevista, tendrá un coste de 1.522 millones sobre las cantidades iniciales del proyecto de Presupuestos del Estado del 2018. Además, Hacienda cifra en 1.800 millones el impacto presupuestario para el 2019 (unos 3.300 en dos años).

Este efecto se suma a las decisiones previas del Gobierno de  subir el 3% las pensiones mínimas (558 millones ) y no contributivas (71 millones) este año y de incrementar entre un 1% y un 1,5% las de hasta 12.000 euros (253 millones), así como el aumento de la base reguladora de las de viudedad (215 millones). Todo ello eleva a casi 2.600 millones el impacto total de las medidas en el 2018 y otros 2.200 millones en el 2019 (unos 4.800 millones en total). 

'Tasa Google'

El nuevo impuesto "sobre determinados servicios digitales" anticipa la aplicación en España de la propuesta formulada por la Comisión Europea el 21 de marzo que, precisamente, ha sido objeto de debate este mismo fin de semana en Sofía (Bulgaria). Bruselas plantea un impuesto del 3% sobre los ingresos brutos de empresas como Google, Apple o Twitter y de plataformas como Uber o Airbnb que, según la CE, soportan una tributación de apenas el 9%. 

Según el Ejecutivo, el objetivo de este impuesto es "superar las deficiencias" de los sistemas fiscales actuales y "lograr que las grandes empresas de la economía digital tributen allí donde se crea el valor añadido". Por ello -añade el documento-, el nuevo gravamen se aplicará únicamente a empresas con un elevado importe de ingresos anuales, de forma que no grave a las pymes, y sólo gravará por los ingresos derivados de la prestación de determinados servicios digitales, que son los más difíciles de capturar por los sistemas tributarios vigentes.

Casi 2.700 millones para la subida salarial de los funcionarios

El Programa de Estabilidad 2018-2021 remitido a la Comisión Europea este lunes detalla el impacto presupuestario de algunas de las medidas ya incorporadas el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2018. Así se estima que la subida salarial para los funcionarios del 1,75% y la equiparación de sueldos en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado tendrá un coste de 2.691 millones de euros este año. Para el 2019, la subida salarial de entre el 2,5% y el 2,75% (según la evolución del PIB) supondrá un coste de entre 3.477 y 3.653 millones para las arcas públicas.

Además la desaparición de los descuentos salariales por baja de enfermedad que se pusieron en marcha en el 2012 tendrá un coste máximo de hasta 267 millones de euros al año, en el caso de que cada administración pública decida recuperar en un 100% la situación existente antes de los citados recortes.

0 Comentarios
cargando