Ir a contenido

DEBATE PARLAMENTARIO

Acuerdo con el PNV: Todas las pensiones subirán con el IPC en el 2018 y el 2019

El pacto del Gobierno con el grupo vasco allana la aprobación de los Presupuestos del Estado

El PNV olvida ahora su amenaza de no apoyar las cuentas hasta la retirada del 155 en Catalunya

Rosa María Sánchez

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el debate de los Presupuestos en el pleno del Congreso.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el debate de los Presupuestos en el pleno del Congreso. / JUAN MANUEL PRATS

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, reveló este miércoles un acuerdo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que todas las pensiones suban de acuerdo con el IPC en el 2018 y en el 2019. Así, todas las pensiones subirán este año el 1,6% como mínimo, pues se mantendrá la subida de hasta el 3% para las pensiones mínimas y no contributivas ya incorporada en el proyecto de Ley de Presupuestos del Estado. Además, la base reguladora de las pensiones de viudedad subirá al 56 % en el 2018 (frente al 54% previsto) y al 60% en el 2019.

El pacto incluye retrasar hasta el 2023 la entrada en vigor del nuevo factor de sostenibilidad de las pensiones que se iba a poner en marcha en enero del 2019 con el consiguiente recorte de las nuevas prestaciones. 

Tras su acuerdo con el Gobierno, el diputado anunció la decisión del PNV de apoyar el proyecto del Presupuestos del 2018 el mismo día en que comenzó en el pleno del Congreso de los Diputados el debate de las seis enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición (PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDECat, Compromís y EH Bildu) cuya votación se producirá este jueves. 

El 155 pasa a segundo plano

En un encuentro con la prensa, Esteban explicó que este sorprendente acuerdo con el Gobierno se formalizó este martes, en un encuentro entre Rajoy y el presidente del PNV, Andoni Ortúzar, en el que el presidente del Gobierno también ratificó su compromiso de derogar "inmediatamente" la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya "en cuanto exista un nuevo Govern" y de "abrir una nueva etapa diálogo en Catalunya". "La política del PNV irá dirigida a que este final del 155 se produzca lo antes posible", dijo Esteban.

Hasta ahora, la derogación del 155 era la única condición previa que había esgrimido el PNV para prestar su apoyo a las cuentas del 2018. Ahora se entiende que al PNV le basta el simple compromiso de su pronta derogación para dar su apoyo a unos Presupuestos ventajosos que, entre otras cuestiones, incorpora la mejora del cupo vasco pactada en el 2017 y aumenta en un 32% la inversión en Euskadi.

Estabilidad política

El apoyo del PNVgarantiza los 175 votos que necesita el Gobierno para rechazar las enmiendas de totalidad en la votación de este jueves. Para la votación del proyecto del Gobierno, a finales de mayo, será necesario que el PP logre sumar mayoría absoluta (176 votos) y para ello será preciso incorporar, además, el apoyo del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que de momento, ha anunciado que este jueves prestará su voto a las seis enmiendas de devolución presentadas por la oposición.

El Gobierno confía en sacar adelante el proyecto de Presupuestos para ganar la estabilidad política que le permitiría culminar la actual legislatura, hasta finales del 2020.

Protestas en las calles

Pese a las multitudinarias manifestaciones de los pensionistas en las calles, el Gobierno se había resistido hasta ahora a subir las pensiones de acuerdo con el IPC con el argumento de que su coste, de más de 1.600 millones de euros, era de imposible encaje en las cuentas del Estado. Las protestas más intensas se han dado, precisamente, en el País Vasco, donde gobierna el PNV. “Movilizarse en la calle sirve”, concluyó el portavoz de IU, Alberto Garzón desde la tribuna del Congreso. Ahora falta conocer cómo piensa el Gobierno encajar la nueva medida dentro del techo de gasto del proyecto de Presupuestos.

El anuncio de Esteban se produce un día después de que los diputados de la comisión del Pacto de Toledo hayan alcanzado un principio de acuerdo para acabar con el actual índice de revalorización (que limita su subida al 0,25%) e introducir uno nuevo que garantice el poder adquisitivo de las prestaciones. En la práctica, el  acuerdo presupuestario con el PNV dinamita las dos medidas principales de la reforma de las pensiones que pilotó el Gobierno del PP en el 2013 (índice de revalorización y factor de sostenibilidad).

Debate parlamentario

En su defensa del proyecto de Presupuestos desde la tribuna del Congreso, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, evitó hacer ninguna referencia al acuerdo con el PNV, dejando el protagonismo al posterior anuncio del diputado Esteban.

El ministro pidió el apoyo para unas cuentas que, desde su punto de vista, servirán para "enterrar la crisis económica definitivamente" en esta legislatura. "Lo que estamos pidiendo es que afrontemos juntos la distribución de los beneficios de la recuperación", dijo el ministro para pedir el voto de unos grupos que, precisamente, han presentado enmiendas de devolución del proyecto del Gobierno con el argumento de que no contribuye a mejorar la situación de las capas sociales más perjudicadas por los recortes  y la precariedad.

Deuda autonómica

El proyecto de ley de Presupuestos incorpora una disposición adicional que abre la puerta para poder reestructurar la deuda que autonomías y ayuntamientos tienen con el Estado. El ministro ha precisado que, si el proyecto de ley logra seguir adelante en su tramitación, se podrá aprovechar la presentación de enmiendas parciales para negociar con los grupos políticos la concreción de esta medida.

Además, Montoro ha expresado la voluntad del Gobierno de impulsar la negociación de los nuevos modelos de financiación para comunidades autónomas y corporaciones locales con la convocatoria, en mayo, del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL).