Ir a contenido

nieve en las carreteras

El veto a los camiones torpedea el suministro de alimentos al comercio

Solo el 20% del pescado fresco habitual ha llegado a Mercabarna este miércoles

La patronal de la distribución Aecoc considera "desproporcionadas" las restricciones a la circulación

Eduardo López Alonso

Camiones parados desde ayer por la noche en el área de servicio de La Panadella.

Camiones parados desde ayer por la noche en el área de servicio de La Panadella. / MAR MARTÍ (ACN)

Las restricciones de tráfico de camiones en Catalunya han recortado drásticamente la llegada de productos frescos a Mercabarna este miércoles y han causado en general tensiones logísticas profundas que han reducido la oferta de productos en las tiendas. Según datos del mercado mayorista, la actividad más afectada ha sido la venta de pescado, solo el 20% del habitual y exclusivamente con proveedores de proximidad. El número de compradores que han llegado a las paradas ha sido del 30%. La patronal de empresas de la distribución Aecoc ha considerado "desproporcionadas" las restricciones a la circulación de camiones adoptadas por el Servei Català de Trànsit, por la que se ha prohibido la circulación de los camiones de más de 7,5 toneladas. Esa prohibición causará serias tensiones en la cadena logística de suministro de productos a las tiendas. "Se tendrá que recuperar el tiempo perdido durante toda la semana y los horarios de carga y descarga quizá tendrán que ampliarse", han asegurado fuentes del sector. 

En Mercabarana, la situación de veto a los camiones se ha visto relativamente minimizada por el incremento de las ventas de pescado el martes, con un tráfico de camiones de hasta un 40% más de lo habitual que ha compensado el desplome de la actividad de este miércoles.

En el caso del mercado de frutas y verduras, "no ha descargado casi ningún camión de alto tonelaje", han confesado en fuentes del mercado. Se calcula que las ventas han caído al menos el 25%, en un contexto de actividad "muy floja". El lunes y el martes, las ventas fueron algo superiores a lo habitual, en previsión de las consecuencias que podía tener la bajada de temperaturas y la dificultad de aprovisionamiento por carretera. 

El efecto de los problemas de havituallamiento de productos frescos se ha podido dejar ver en algunos establecimientos en Barcelona, por ejemplo. Los casos extremos de falta de producto este miércoles, opinan en fuentes del sector, se deben más a fallos de previsión en la cadena de aprovisionamiento que a desabastecimiento general. Y cada tienda reacciona ante la situación con cierta autonomía, recurriendo a la puesta a la venta de productos del congelador o del almacén. En el caso de productos no perecederos, la falta de aprovisionamiento de un día afecta relativamente poco. 

Los expertos consideran que si las dificultades de transporte por carretera se mantienen dos o tres días sí que es posible que las tiendas sufran consecuencias más graves, pero no por un día. Una semana de frío extremo en Europa sí podría aparejar problemas en el sector de la distribución e incremento de los precios.  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.