Ir a contenido

HISTORIAS MÍNIMAS

Escoba y mocho digitales

Clintu.es permite contratar 'online' el servicio de limpieza y plancha a domicilio por horas

Carme Escales

Àlex Espel, en la sede de la empresa Clintu.es.

Àlex Espel, en la sede de la empresa Clintu.es. / ALVARO MONGE

Pasar la mopa o el aspirador, fregar el suelo, limpiar el polvo, los cristales y toda la casa no es tarea fácil, ni rápida. Buscar a alguien que nos lo haga bien, tampoco. Enfrascado personalmente en ese paradigma, Àlex Espel vio que todo lo que internet ha agilizado en el mundo de la compra 'online', no se había conseguido aún en la contratación de servicios domésticos

«Yo tenía el problema. Buscaba a alguien para que viniera a hacer la limpieza en casa, y me di cuenta de que era un mercado superatomizado, a la vez que un servicio muy buscado», precisa Espel. Solucionó su problema creando, a finales del 2014, Clintu (www.clintu.es), una plantaforma 'online' que pone en contacto a personas que se ofrecen para limpiar hogares con particulares que lo necesitan.

Apenas 2.000 euros le bastaron para costearse una sencilla web, dar de alta el negocio y hacer una mínima inversión publicitaria –de 1.000 euros– para que empezara a asomar la cabeza, bien ubicada, en buscadores como Google y similares. «Es la mejor manera de comprobar si existe demanda para tu oferta», expresa el fundador de Clintu. 

El cliente pone el precio

Las primeras contrataciones de servicios tardaron solo un par de días en llegar. Días y horas disponibles y las fotos de sus 'cleanners' (llaman así a quienes limpian para no discriminar con el lenguaje, aunque casi el 100% de quienes se ofrecen para limpieza doméstica son mujeres), están a la vista en la web. Y, tras los servicios, también las valoraciones de los usuarios. «Empezamos con tres y hoy contamos con 400 personas que limpian y planchan en más de 70 poblaciones del Estado. La media de precios es entre 9 y 10 euros la hora. En Barcelona y Madrid, algo más que en otros lugares. El precio lo pone el usuario. Nosotros cobramos a los 'cleanners' entre un 8% y un 12% de su precio por hora y ellos facturan al cliente el servicio realizado», explica Espel.

Los 'cleanners' se reclutan a través de un formulario en la web, que una vez enviado, precede a una entrevista. «Tenemos acuerdos con gestorías para activar las altas en el régimen de Empleados del Hogar, para quien no lo esté aún, pero la mayoría de personas que trabajan con nosotros ya son profesionales del sector», indica el fundador. Un requisito para trabajar con Clintu es un mínimo dominio tecnológico, pues las confirmaciones de servicio se gestionan internamente desde una aplicación móvil, y whatsaap. Y ya preparan otra aplicación para usuarios.

También servicio de pintura

Desde hace unas semanas, Clintu ofrece también servicio de pintura, y en 15 días recibieron más de 100 peticiones de presupuesto. Además de domicilios, (80% del negocio) hace un año que la compañía ofrece también servicio de limpieza en oficinas, a través de otra web: www.getyourhero.com. «La absorbimos porque operativa y tecnológicamente funcionamos igual», dice Àlex Espel. Así, la empresa pasó de ocho empleados a los 14 actuales. Esperan cerrar este año con una facturación de 250.000 euros y dos millones y medio de servicios realizados. 

Empresario 100% digital

Àlex Espel, el fudador de Clintu.es, barcelonés de 30 años, es de la primera generación de empresarios 100% digitales. «Internet ha sido el mayor impulsor de las pymes. Democratiza. Con recursos limitados, se ha creado un tejido empresarial muy potente», asegura.

Temas: Empresas

0 Comentarios
cargando