Ir a contenido

NUEVAS TECNOLOGÍAS

El banco, a la vista

El BBVA, primer banco español que permite acceder a su app móvil a través del iris

La tecnología, lanzada con Samsung, se utilizará a medio plazo para contratar productos

El Periódico

La nueva sede del BBVA, diseñada para favorecer la innovación.

La nueva sede del BBVA, diseñada para favorecer la innovación.

Los bancos discuten la velocidad más adecuada para incorporarlas, pero todos coinciden en que su futuro y su supervivencia pasa por adoptar las nuevas tecnologías. En esa carrera a distintas velocidades, el BBVA es desde hace años una de las entidades españolas más empeñadas en ocupar las posiciones de cabeza. Pese a que algunos competidores duden de la rentabilidad de acelerar tanto, la estrategia de la entidad es clara, como demuestra que se haya convertido en el primer banco del país en permitir el acceso a su aplicación móvil a través del ojo.

El grupo anunció este jueves que ha incorporado la tecnología de autenticación biométrica con escáner de iris de Samsung en su app. El servicio Samsung Pass estará disponible en los modelos Galaxy S8 y S8+ y Galaxy Note8, y permite acceder a la cuenta sin la necesidad de recordar usuarios y contraseñas, obteniendo al mismo tiempo un "nivel incomparable de ciberseguridad".

Como recuerda el banco, la proliferación de las redes sociales, las aplicaciones y demás servicios digitales empuja a los usuarios a usar y memorizar contraseñas cada vez más complejas. La realidad, sin embargo, es que la mayoría se limita a replicar una misma o unas pocas contraseñas, lo que genera problemas de seguridad. Para evitar este problema y mejorar la experiencia del clientes es para lo que se están desarrollando nuevos sistemas de autentificación, como la biométrica por huella dactilar e iris.

Seguridad

Se trata, además, de un sistema de acceso que mejora la seguridad. Por una parte, los patrones de cada iris son la contraseña "más inequívoca" que existe en la actualidad. Pero además, sus credenciales biométricas se almacenan en el móvil a través de la plataforma de seguridad Samsung Knox, que guarda la información en una zona segura del dispositivo. Samsung monitoriza el terminal en tiempo real, con lo que si detecta una vulnerabilidad impide el acceso por el iris de forma inmediata. El objetivo de ambas compañías es que el reconocimiento ocular sirva a medio plazo también para realizar otro tipo de operaciones, como contratar un producto financiero.  

El BBVA ya fue el primer banco en permitir abrir una cuenta con un selfie y un sistema de reconocimiento biométrico en noviembre del 2016. También ha sido pionero en la utilización de la huella dactilar como sistema de identificación. Además, su aplicación para el móvil en España fue reconocida el pasado julio como la mejor del mundo por la firma de investigación de mercados Forrester Research.

0 Comentarios
cargando