Ir a contenido

CUENTAS CON LA JUSTICIA

Blesa: condenado a prisión por las 'black' y pendiente de otras acusaciones

La Audiencia Nacional le condenó a seis años por el uso de las tarjetas, pero estaba pendiente del recurso presentado al Supremo

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Juicio contra los expresidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato,  por las polémicas tarjetas opacas de Caja Madrid.

Juicio contra los expresidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato,  por las polémicas tarjetas opacas de Caja Madrid. / EFE / CHEMA MOYA

El juicio de las 'tarjetas black' dejó a Miguel Blesa al cabo de entrar en prisión. El fallo de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional --dictado en tan solo 20 días tras la finalización del juicio oral-- condenó a Blesa a seis años por delito continuado de apropiación indebida por el uso de las tarjetas que hicieron tanto el, como su sucesor, Rodrigo Rato, y el resto de consejeros de Caja Madrid y Bankia. Aún no había entrado en prisión debido a que, junto a Rato, había recurrido la sentencia al Tribunal Supremo y estaba pendiente de resolución. A pesar de que la Fiscalía Anticorrupción había solicitado la prisión eludible bajo fianza de entre 75.000 y 100.000 euros hasta entonces, la Audiencia Nacional desestimó imponer tal cantidad. 

En febrero, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó la apertura de juicio oral contra los consejeros de esas entidades al ver indicios suficientes de administración desleal por parte de Blesa y de Rato así como del exdirector general Ildefonso Sánchez Barcoj, con el propósito de apropiarse de forma continuada e indebidamente del patrimonio de la entidad.

Bankia-BFA y el FROB ejercieron la acusación particular. Anticorrupción pedía 4,5 y 6 años de cárcel para Rato y Blesa, una pena que finalmente fue adoptada por el juez que presidió el juicio. Asimismo, la Fiscalía pidió que los acusados indemnizaran a Bankia, heredera legal de Caja Madrid, y que Blesa devolviera los 9,34 millones de euros gastados por todos los usuarios de las 'black' durante buena parte de su mandato, a partir del año 2003 y hasta 2010, y 2,69 millones a Rato por los cargos llevados a cabo desde su llegada a Caja Madrid hasta su salida de Bankia.

RETRIBUCIÓN ENCUBIERTA

Las 'tarjetas constituyeron una retribución que recibieron 86 miembros de la dirección y el consejo de administración de Caja Madrid y después Bankia, independiente de sus retribuciones y gastos de representación. Nadie declaró los gastos a Hacienda, ni la entidad bancaria, ni sus beneficiarios.Entre los gastos destacaban tres millones de euros en restaurantes, dos millones en disposiciones de efectivo, más de 1,5 millones en desplazamientos y viajes, más de un millón en grandes superficies, cerca de 800.000 euros en hoteles y unos 700.000 euros en ropa y complementos.

Blesa, por su parte, gastó 436.688,42 euros con las tarjetas. Gastó 13.148 euros en Viajes El Corte Inglés, 6.000 en una joyería, 3.200 en vinos, 1.000 en una heladería. Además sacó 86.000 del cajero. Pagó casi 9.000 euros en un solo día del 2008 en el Hotel Ritz. También empleó la tarjeta para realizar dos compras en la Joyería Suárez de Madrid, una primera por un importe de 2.100 euros en enero del 2004 y otra de 1.550 en octubre del 2005, seguida de un último pago de 2.350 en diciembre de ese mismo año. El expresidente de la caja madrileña solía, además, gastar varios miles de euros en vino en el establecimiento Lavinia España Selección, durante la Navidad y otras ocasiones. La disposición más elevada supera los 3.000 euros en diciembre de 2007.

CAUSAS PENDIENTES

Además de la causa por 'tarjetas black', el banquero tenía pendiente otra causa instruida en los juzgados en Plaza Castilla relacionada con su gestión al frente de la caja madrileña. En febrero de este año se dictó un auto de apertura de juicio oral que le sentaba en el banquillo a él y a Sánchez Barcoj por un delito de administración desleal derivado de los sobresueldos irregulares que, según el FROB, causaron un perjuicio económico de 14,8 millones de euros. No obstante, aún no se conocía fecha para el juicio, en el que se enfrentaba a una petición de 4 años de cárcel por parte de Anticorrupción.

Además, en el 2014 también fue imputado por la venta de participaciones preferentes y deuda subordinada que Caja Madrid emitió en 2009 bajo su presidencia. Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad emitió 3.000 millones de euros en un producto arriesgado a personas sin conocimientos financieros. Su papel en la compra del City National Bank de Florida supuso la apertura de una nueva causa judicial que le acarreó la entrada en prisión en mayo de 2013, de donde salió tras pagar una fianza de 2,3 millones. Finalmente se archivó el caso iniciado por el juez Elpidio Siva, ya que, según la magistrada que lo cerró, la operación “no fue arriesgada” e incluso “tuvo resultados positivos”.

0 Comentarios
cargando