Ir a contenido

ESCÁNDALO FISCAL

Dos exdirectivos de BPA aparecen en los Papeles de Panamá

El exconsejero delegado y un directivo tuvieron una sociedad en el país americano

El exconsejero delegado de BPA Joan Pau Miquel, en una imagen de archivo, en Andorra.

El exconsejero delegado de BPA Joan Pau Miquel, en una imagen de archivo, en Andorra. / TONY LARA

El exconsejero delegado de Banca Privada de Andorra (BPA) Joan Pau Miquel Prats y Santiago Rosselló, exdirector financiero de la entidad intervenida el año pasado por un caso de blanqueo de capitales, se han visto salpicados por los conocidos como Papeles de Panamá. Según publica El Confidencial, los dos exbanqueros han aparecido vinculados a una sociedad creada por el bufete panameño Mossack Fonseca

Se trata de la firma Obatra Inc., lanzada a finales de 1995 y de la que Prats recibió poderes en diciembre de aquel mismo año, doce meses después de ser nombrado director general y consejero de BPA, junto con Michel Valle, también directivo de la entidad andorrana. La firma emitía acciones al portador, que hacen casi imposible rastrear a sus dueños. Pero en 1999, Prats firmó una carta afirmando ser poseedor de títulos, que ahora ha sido desvelada. En el 2002, el poder se sustituye por uno nuevo en el que, además de Prats, aparece Roselló. Dos años después se disolvió la sociedad. 

Prats ingresó en prisión el pasado de marzo de hace un año acusado de blanquear fondos procedentes del crimen organizado, entre ellos de los cárteles de la droga mexicanos y las mafias china y rusa, así como de la petrolera estatal venezolana. La decisión la tomó una jueza andorrana tras las acusaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Roselló está acusado de participar en la misma trama. Según la investigación, se ocupaba de la gestión y control de las cuentas bancarias.

FILIAL INTERVENIDA

El Gobierno de Panamá intervino en marzo del año pasado la filial de BPA en el país, después de que Andorra hiciera lo propio con su matriz y España con su filial Banco de Madrid. El país centroamericano afirmó que existía riesgo real de que la entidad no pueda hacer frente a sus operaciones y a sus depositantes, pero negó que la unidad panameña del grupo estuviera implicada en el blanquero de capitales. 

Tanto Andorra como Panamá eran considerados paraísos fiscales por España cuando Prats y Rosselló aparecen vinculados a la sociedad panameña. Ambos países dejaron de estar en esa lista negra durante el último gobierno socialista, en el año 2011. 

0 Comentarios
cargando