Ir a contenido

CLAVES DEL ESCÁNDALO

¿Qué es la cláusula suelo?

Las cláusulas suelo han pasado de ser una práctica bancaria común a una casi proscrita en apenas unos años

P. ALLENDESALAZAR / MADRID

Protesta contra las cláusulas suelo en Barcelona.

Protesta contra las cláusulas suelo en Barcelona. / MARTA BACH

Las polémicas cláusulas suelo han pasado en unos años de ser unas condiciones poco conocidas las hipotecas a provocar un auténtico escándalo social y convertirse en una práctica bancaria casi proscrita. Las entidades las han tenido que quitar a regañadientes, a golpe de sentencias judiciales, y siguen defendiendo su validez.

1. ¿QUÉ SON LAS CLÁUSULAS SUELO?

Se trata de unas condiciones incluidas en cientos de miles de hipotecas durante años (especialmente entre el 2005 y el 2013 y sobre todo en el 2008 y el 2009) que fijan un nivel mínimo de intereses a pagar con independencia de que la suma del euribor y el diferencial del crédito se sitúe por debajo. En la mayoría de los casos iba acompañada de una techo: un nivel máximo de intereses. La banca argumenta que era una forma de darle estabilidad al precio del préstamo y beneficiar así a la entidad y el cliente. Según el sector, es un facto que explica que las hipotecas españolas sean de las más baratas de Europa.

2. ¿CUÁNDO SURGIERON LOS PROBLEMAS Y POR QUÉ?

Durante años pasaron desapercibidas porque el nivel del euribor no se colocó por debajo de los niveles de la inmensa mayoría de estos suelos. Pero durante las crisis, muchos hipotecados comenzaron a darse cuenta de que no podían beneficiarse de las bajadas de tipos de interés con que el Banco Central Europeo ha tratado de apoyar la economía. En muchos casos con sorpresa, porque no eran conscientes de haber asumido estas condiciones. En la práctica, los techos eran tan altos que eran irreales (hasta del 25%), mientras que los suelos estaban al alcance de la mano. Suelen rondar el 3% de media y en algún caso llegaron al 5%, cuando el promedio anual del euribor marcó un máximo del 4,81% en el 2008 y está por debajo del 2,5% desde el 2009 (actualmente, de hecho, la tasa está en negativo). Despachos de abogados y asociaciones de consumidores comenzaron entonces a llevar los casos a los tribunales.

3. ¿QUÉ MARCÓ EL PUNTO DE INFLEXIÓN?

Un goteo incesante de sentencias fue dando la razón mayoritariamente a los afectados, pero el punto de inflexión lo marcó el Tribunal Supremo de mayo del 2013 al obligar  a quitar todos sus suelos a BBVA, NovaGalicia (hoy Abanca) y Cajamar. El alto tribunal consideró legales estas cláusulas, pero no cuando fueran incluidas en los contratos sin la suficiente transparencia. Es decir, sin haber facilitado suficiente información, enterrándola entre una "abrumadora cantidad de datos" o sin ofrecer al cliente "simulaciones de escenarios diversos" u otros productos. 

4. ¿DESDE CUÁNDO TIENEN QUE DEVOLVER EL DINERO LOS BANCOS CONDENADOS?

El Supremo obligó a esas tres entidades a devolver el dinero cobrado de más desde mayo del 2013, no desde el principio del préstamo, para no desestabilizar el sistema financiero. Después de aquello, una catarata de sentencias obligaron a otras entidades a devolver los fondos también desde esa fecha. Sin embargo, el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Granada preguntó el 1 de abril del 2015 al respecto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Sus jueces tienen previsto emitir su opinión el próximo 26 de abril, pero los servicios jurídicos de la Comisión Europea ya le han anunciado que, en su opinión, los bancos deben devolver el dinero desde que el crédito fue suscrito, no desde mayo del 2013, a lo que se opusieron el Banco de España y el Gobierno. Si el tribunal europeo comparte este criterio, su opinión prevalecerá sobre la del Supremo, pero es posible que los afectados que ya cuenten con una sentencia no se beneficien al estar su caso ya juzgado.

5. ¿CUÁL ES EL ALCANCE DEL PROBLEMA?

No hay cifras oficiales pero se baraja el dato de que hay dos millones de afectados. Según Adicae, lo pagado de más sería hasta 2.566 euros al año en las hipotecas de 150.000 euros; hasta 3.421 euros en las de 200.000; y hasta 4.276 euros para las de 250.000. También ha mantenido que los suelos han tenido un papel determinante en casi el 90 % de los desahucios, con lo que su erradicación evitaría 200.000.

6. ¿CUÁL SERÍA EL IMPACTO PARA LOS BANCOS?

Tampoco hay datos oficiales y nadie sabe a ciencia cierta qué impacto podría tener para las entidades devolver todo el dinero. Una fuente del sector calcula que podría alcanzar 12.000 millones de euros, teniendo en cuenta que hay unos dos millones de hipotecas con suelos, tomando un límite medio del 3,12% (el apuntado por el Banco de España en el 2009) y teniendo en cuenta una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años y los euríbor medios anuales desde el 2009, fecha en que se comenzaron a activar. Pero la fuente advierte de que es solo una cifra tentativa porque no hay información cierta. Algunos medios han manejado cantidades de entre 20.000 millones y 36.000 millones, pero la banca la tacha de excesivas. Santander y Bankinter nunca usaron los suelos y otras entidades, como CaixaBank, Bankia y el Popular, los ha quitado ya.