Ir a contenido

EXPOLIO DE UNA CAJA DE AHORROS

La jueza manda al banquillo a ocho exjefes de la CAM

La magistrada impone a los acusados una fianza civil de 1.592 millones de euros

MARGARITA BATALLAS / MADRID

La jueza Carmen Lamela ha acordado este miércoles sentar en el banquillo a ocho exdirectivos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por la quiebra de la entidad y les impone una fianza de 1.592 millones de euros para asegurar las presuntas responsabilidades civiles a las que pueden ser condenados. 

La magistrada decide que deben ser juzgados el expresidente de la caja Modesto Crespo; el exdirector general, Roberto López Abad; la exdirectora general, Dolores Amorós; el exdirector de planificación y control, Teófilo Sogorb; el exdirector general de recursos, Vicente Soriano, y los exdirectivos Francisco José MartínezJuan Luis Sabater y Salvador Ochoa, quienes deberán hacer frente a la citada fianza de forma conjunta y solidaria y en el plazo de 24 horas.

Además, la togada considera como responsables civiles subsidiarios al Banc Sabadell, a la Fundación de la Comunidad Valenciana Obra Social Caja Mediterráneo (Fundación CAM) y como responsable civil directo Caser.

LOS DELITOS

Los imputados están acusados por delitos de falsedad en cuentas anuales e información social, delito relativo al mercado y a los consumidoresmanipulaciones informativasapropiación indebidafalsedad en documento mercantil y estafa agravada.

La togada se limita en su resolución a recoger los escritos de las acusaciones, el fiscal, el FROB y un particular. El fiscal solicita penas que oscilan entre los 10 meses y los 7,6 años de prisión. Ademas, les da un plazo de 10 días para que presenten sus escritos de defensa y acuerda que sean enjuiciados por la sala penal de la Audiencia Nacional.

La CAM fue intervenida por el Banco de España en julio del 2011 que sustituyó a los administradores después de que el FROB (Fondo de Restructuración Bancaria) analizase la situación de la caja y detectase numerosas irregularidades en una entidad que basaba su negocio en el ladrillo y realizara una inyección de 2.800 millones de euros. 

Los acusados presentaron en marzo del 2011 unas cuentas con unos beneficios de 38,9 millones de euros, pero tres meses despúes se comprobó que las pérdidas alcanzaban los 1.136 millones de euros. La Caja fue adquirida en diciembre del 2011 por el Banc Sabadell por un euro.

OTROS CASOS

Además, los antiguos directores generales de esta entidad, López Abad y Amorós, van a ser juzgados por estafa agravada y un delito contra el mercado y los consumidores por la venta de preferentes, pero no tendrán que responder por haber colocado a sus clientes cuotas participativas.

López Abad ya se ha sentado en el banquillo por haber concedido dietas a 19 exmandos de la CAM. Sin embargo, ha sido absuelto junto a Juan Ramón Avilés por el pago de dietas a exconsejeros y por los préstamos concedidos a sociedades vinculadas al segundo.

El Tribunal Supremo ordenó a la Audiencia Nacional que dictara una sentencia contra estos acusados tras la primera absolución, pero el pasado mes de diciembre llegó a la misma conclusión al considerar que la actuación de estos banqueros no era constitutiva de delito.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.