Rehn: "La CE está lista para actuar", si España pide el rescate

El comisario económico afirma que el Gobierno de Rajoy debe avanzar en la reforma de las pensiones

Eurostat decidirá si las pérdidas por ayudas a la banca computarán como déficit

El comisario económico europeo, Olli Rehn, durante una rueda de prensa, el pasado junio en Bruselas.

El comisario económico europeo, Olli Rehn, durante una rueda de prensa, el pasado junio en Bruselas. / SEBASTIEN PIRLET (REUTERS)

3
Se lee en minutos
ROSA M. SÁNCHEZ / Madrid

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha afirmado en Madrid que España no ha solicitado el rescate de la Unión Europea, pero que si se produce esa petición "la Comisión Europea está lista para actuar cuando sea necesario".

En su visita oficial a España, Rehn ha mantenido sendas entrevistas con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el ministro de Economía, Luis de Guindos, y con el gobernador del Banco de España, Luis Linde, con el objetivo de "proporcionar consejo y recomendaciones" a las autoridades españolas sobre las reformas económicas en marcha.

Condiciones y pensiones

En rueda de prensa conjunta con el minstro Guindos, Rehn ha explicado que todos los gobiernos europeos conocen bien qué tipo de condicionalidad se derivaría de la petición de un rescate. "Es algo que conocen todos los países de la eurozona", ha dicho antes de precisar que las hipotéticas condiciones se basarán en las recomendaciones que emitió la Unión Europea para cada uno de los 27 países en julio. A partir de estas recomendaciones "habría unas prioridades políticas claras y un calendario claro" para su aplicación.

Al ser preguntado sobre la revalorización de las pensiones en España en función de la inflación, Rehn se ha limitado a recordar que la Unión Europea ha recomendado a España "que la edad de jubilación suba en línea con la esperanza de vida" y sobre todo "tomar las decisiones que garanticen que el sistema sea sostenible".

Con todo, el comisario ha dicho que en sus reuniones de este lunes con las autoridades españolas no se ha tratado el tema de una posible petición de ayuda financiera por parte de España a la Unión Europea y al BCE, sino sobre el proceso de reforma financiera -"muy bien encaminado", en opinión de Rehn-, la reducción del déficit público y el proceso de reformas estructurales.

Presupuestos del 2013

En relación al déficit público, Rehn ha dicho que la Comisión Europea "analizará cuidadosamente" el proyecto de Presupuestos para el 2013 que ha presentado el Gobierno, así como las medidas fiscales adoptadas en los tres últimos meses.

El comisario no ha querido adelantar ninguna opinión sobre si la previsión del Gobierno de una recesión del 0,5% para el año que viene puede resultar excesivamente optimista y condicionar el presupuesto del 2013 y se ha remitido al informe de otoño que publicará la Comisión Europea el 7 de noviembre sobre cada uno de los países de la UE. "No quiero adelantar ningún comentario", ha dicho.

Rehn ha considerado que el cumplimiento del objetivo de déficit del 6,3% del PIB en el 2013 es "factible" y ha expresado su convencimiento de que "el Gobierno de España cumplirá con determinación" sus compromisos.

"Soy plenamente consciente de las dificultades que están atravesando las familias, las empresas y los ciudadanos españoles" por las medidas de austeridad, ha dicho Rehn antes de subrayar que retrasar los ajustes "haría todo más difícil".

Ayudas a la banca

No ha dejado claro el comisario si las pérdidas por ayuda a la banca, que añadirán 1,1 puntos al déficit del 2012, hasta el 7,4% del PIB, computarán o no a efectos del procedimiento de déficit excesivo a que está sometido España. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo el sábado que no computarán a esos efectos pues se trata de un gasto que se produce una sola vez y que por ello, España podrá cumplir el objetivo del 6,3%.

Rehn ha dicho que "es de esperar" que este gasto se considere como una operación contable "one off" (de una sola vez) y, por lo tanto, sin efecto sobre el déficit estructural, pero añadió que es la oficina estadística Eurostat, independente de la Comisión Europea, quien tiene la última palabra al respecto.

Noticias relacionadas

Tanto Rehn como el ministro Guindos han calificado de "muy tranquilizador" y de "muy buena noticia" que España apenas tenga que solicitar 40.000 millones de los 100.000 puestos a disposición por la Unión Europea para recapitalizar el sector bancario.

El comisario ha explicado que tras la evaluación sobre las necesidades de recapitalización del sector financiero español realizada por la consultora Oliver Wyman, la Comisión Europea está a a la espera de próximos meses los planes de recapitalización y reestructuración de cada una de las entidades afectadas y que "los desembolsos" del dinero europeo se producirán "en noviembre".